Dos personas han sido detenidas por la Policía Nacional en Jaén por una supuesta estafa dentro del proceso de negociación en la compraventa de una vivienda en Fuengirola, en la que mediante ataques informáticos lograron recibir el pago de 285.000 euros.

La investigación se inició a raíz de una denuncia en Fuengirola donde la víctima, representante de una pareja de ciudadanos extranjeros que gestionaba la compra de una vivienda en esta localidad, utilizaba como medio de contacto el correo electrónico, según ha informado este lunes la Policía en un comunicado.

La denunciante mantenía conversaciones mediante el mismo hilo de correos electrónicos en aras a la negociación de la compra de la vivienda, un medio que también utilizaba para informar a su cliente de cómo iban las gestiones.

Mediante correo electrónico, la víctima comunicó a sus clientes la fecha en la que tenían que transferirle el dinero, que nunca llegó a su cuenta.

Al percibir que no había asiento bancario por la cantidad de la operación, dedujo que había algún problema, y al revisar las conversaciones se dio cuenta de que había un correo que procedía de una dirección muy similar a la original.

La víctima comprobó que su correo personal había sufrido una pequeña variación y que era precisamente desde ahí desde donde los cibercriminales habían solicitado que efectuaran la transferencia de la cantidad de dinero a una cuenta que los arrestados tenían abierta a nombre de una supuesta empresa de Jaén.

Los investigadores averiguaron que los arrestados figuraban como administrador y gerente de la empresa y bloquearon la cuenta con el fin de que éstos no pudieran hacerse con el dinero.

Finalmente, los agentes detuvieron a un hombre cuando iba a operar con el dinero y a una mujer después en dependencias policiales por los supuestos delitos de estafa y blanqueo de capitales.

Este tipo de estafa consiste en que "la persona de en medio", mediante una herramienta maliciosa, interviene en el proceso de comunicación entre la víctima y la fuente en los correos electrónicos para obtener toda la información que hubiese en ellos, alterar su contenido y hacerse pasar por sus legítimos propietarios.