Marenostrum Fuengirola ha abierto el proceso de selección para contratar a 100 empleados para el ciclo de conciertos de 2023 y que cubrirán distintos puestos de trabajo que requiere la organización de un ciclo de conciertos y eventos de ocio de estas características.

Para la temporada de 2023, Marenostrum Fuengirola ofrecerá alrededor de 40 citas musicales para todo tipo de públicos, desde mayo hasta septiembre, en este marco incomparable, como es la fortaleza árabe, para los conciertos más íntimos, y el entorno de su ladera, para los de gran formato.

En concreto, la organización de Marenostrum Fuengirola demanda personal para realizar las siguientes tareas: mozos de carga y descarga/auxiliar de montaje y camareros.

Todos los aspirantes deberán contar con la cualificación específica para desarrollar estos puestos de trabajo y tendrán preferencia aquellos empadronados en Fuengirola, siempre y cuando se cumplan con los requisitos exigidos. Así, en igualdad de condiciones, se priorizará, en todos los casos, la profesionalidad, actitudes y experiencia en el sector de los demandantes.

Inscripciones

La inscripción para la selección de personal comienza hoy en la propia página web de Marenostrum Fuengirola (www.marenostrumfuengirola.com), pinchando en el apartado de Empleo. Ahí estará toda la información al respecto y las características propias del puesto, así como el formulario necesario para inscribirse en la oferta de empleo.

Las personas que quieran formar parte de este proceso de selección tendrán hasta el 15 de abril para enviar su CV a través de la web de Marenostrum Fuengirola.

El departamento de RRHH de Marenostrum Fuengirola se pondrá en contacto con los aspirantes seleccionados para realizar las entrevistas presenciales en las propias instalaciones del ciclo de conciertos, en la loma del castillo Sohail. Durante el mes de marzo se realizará una primera ronda de entrevistas para el puesto mozos de carga y descarga/auxiliar de montaje y poder así cubrir las necesidades del montaje del recinto.

Las contrataciones se realizarán por periodos de máximo ocho meses, aunque pueden variar en base a las necesidades de la organización.