La alcaldesa de Torremolinos, Margarita del Cid, ha presentado un Plan de Seguridad de la Policía Local adaptado a cada barrio del municipio "que ya está reforzando la presencia y la actuación policial en Torremolinos, mejorando la seguridad, y atendiendo según qué puntos calientes, porque las problemáticas en cada barrio son diferentes".

La regidora ha explicado que se actúa en muy diversas calles, plazas y puntos de encuentro, en la zona de Montemar, El Calvario, el Centro, La Colina y Los Álamos, La Carihuela y El Pinillo.

Del Cid ha explicado que “se actúa con una tipología muy amplia de intervenciones, como el absentismo escolar, consumo y venta de alcohol y estupefacientes, venta de alcohol a menores, sanciones por no recoger excrementos de mascotas, venta ambulante o vehículos abandonados, cuidado del mobiliario urbano o problemas de movilidad y tráfico, entre otras, que responden a las demandas ciudadanas”.

La alcaldesa ha explicado que este Plan de Seguridad en barrios es flexible y adaptable en función de esas necesidades y demandas de los vecinos porque “este equipo de gobierno entiende que la Policía Local debe ser un cuerpo policial cercano, pegado a los problemas y asuntos de los vecinos, que no sea visto simplemente como una fuente de autoridad, sino como un equipo de personas que ayudan a resolver conflictos”.

En los grandes robos, sucesos y conflictos, damos por hecho la implicación policial, pero creo que la diferencia se marca en los detalles”, ha asegurado la alcaldesa.

Desde el pasado mes de octubre, el concejal de Seguridad, Fran Cerdán, acompañado por mandos policiales, ha mantenido una serie de encuentros con diversas asociaciones de vecinos, presidentes de comunidades y residentes en general de distintos barrios de la ciudad, que han permitido diagnosticar necesidades y ver cuáles debían ser las prioridades de la Policía, no tanto en sus funciones principales, en el ejercicio de su autoridad; sino a la hora de implicarse y colaborar en la vida cotidiana de los torremolinenses.