Medioambiente

Nueva protesta animalista contra los burro-taxis de Mijas

Un centenar de personas convocadas por PACMA se concentran este domingo para exigir la explotación animal de este servicio turístico de la ciudad costasoleña y la mejora de las condiciones de vida de los pollinos

Un centenar de animalistas protestan contra el servicio de burro-taxi en Mijas.

Un centenar de animalistas protestan contra el servicio de burro-taxi en Mijas. / Esther Gómez / EFE

EFE

Un centenar de personas, convocadas por el Partido Animalista (PACMA), se han concentrado este domingo en Mijas para pedir el fin la explotación de los burros que desde hace décadas son utilizados como transporte de turistas en esta localidad.

"Son animales que están obligados a trabajar 365 días al año bajo condiciones extremas y sin preocuparse de su estado de salud", explica a EFE la vicepresidenta de PACMA y candidata por este partido a las próximas elecciones europeas, Cristina García.

"Mijas tiene que evolucionar y tiene que ofrecer al turismo un servicio y una forma de conocer la ciudad que sea respetuosa con los animales", añade García, que cree que justamente porque "los burritos de Mijas son el emblema de este municipio, tienen que ser tratados con dignidad y respeto".

Posturas alejadas

Aunque el objetivo último de la entidad es "el fin de la explotación de los animales en Mijas", la vicepresidenta de PACMA reclama "mejoras" en las condiciones en las que están los burros "mientras tengan que seguir siendo empleados como meros transportes".

Desde esta agrupación política de carácter animalista han propuesto en los últimos años "multitud de alternativas" para acabar con esta práctica, tanto para los animales como para mantener los empleos y seguir fomentando el turismo en Mijas "sin necesidad de explotar" a los burros, asegura su vicepresidenta.

Sin embargo, la comunicación entre animalistas y arrieros es "muy complicada", tanto que "no existe", reconoce García. Tampoco es muy fluida con el Ayuntamiento, con el que llevan "años y años" reuniéndose "con todos los equipos de gobierno que ha habido" sin llegar a ningún acuerdo.

"La respuesta ha sido siempre la misma", indica la responsable de PACMA: muestran su disposición a actuar, a mejorar las condiciones en las que están los animales y a modificar las ordenanzas municipales, pero todo se queda siempre en "promesas que nunca se cumplen".

La vicepresidenta de PACMA lamenta que desde el consistorio defiendan el burro-taxi y denuncia la presión que sufren algunos miembros del partido por mostrarse contrarios a este servicio en el municipio, donde su coordinadora ha llegado a ser víctima, asegura, de "un intento de agresión".

Vecinos críticos

A la convocatoria de PACMA se han sumado vecinos de la zona como Adoración Ponferrada para protestar por esta "injusticia", ha comentado a EFE. "Los pollinos no tienen una zona de descanso donde puedan tumbarse y descansar, pero les da igual cómo están y solo quieren explotarlos", lamenta.

Un centenar de animalistas protestan se han dado cita en Mijas para protestar contra los burro-taxis.

Un centenar de animalistas protestan en Mijas contra la expotación de los burros. / Esther Gómez / EFE

Cuando pasea por la plaza donde está la parada del burro-taxi asegura haber llamado la atención más de una vez "a los cuatro niños que contratan" para ocuparse del trabajo porque "están con los móviles y no les importan esos burros, que ni son suyos", apunta.

Mientras, "los arrieros están en sus casas", apunta Adoración, que insiste en que "pueden sobrevivir perfectamente sin explotar a estos animales".

En términos muy similares se pronuncia otra de las asistentes a la concentración, Elena Girbal, que insta al Ayuntamiento de Mijas "a evolucionar" en pro de una sociedad "empática con los animales, que son seres vivos que sienten, padecen y sufren".

Para ella "es una vergüenza que este pueblo tan bonito tenga esa imagen tan terrible" y se muestra convencida de que "hay mucha gente que no visita Mijas para no pasarlo mal y no enfrentarse a estas personas que están sentadas a la sombra mientras los animales están atados en corto o escondidos en cuevas en condiciones insalubres".