Laboral

Los trabajadores del transporte público de Fuengirola inician una huelga indefinida

Denuncian que la empresa les ha anunciado que les van a aplicar un descuelgue salarial para saldar una deuda de 700.000 euros en poco más de un año que lleva prestando el servicio

El transporte público de Fuengirola entra en huelga indefinida.

El transporte público de Fuengirola entra en huelga indefinida. / La Opinión

Los trabajadores de la Unión Temporal de Empresas Interbus-Damas, concesionaria del servicio de transporte público del Ayuntamiento de Fuengirola han iniciado una huelga indefinida, después de dos meses y medio de paros parciales.

Interbus-Damas comenzó a prestar el servicio del transporte público de Fuengirola el 1 de enero de 2023, tras ganar el concurso público por un importe de 30 millones de euros y un plazo de 10 años improrrogables.

Sin embargo, apenas un año después, los trabajadores iniciaron una serie de paros parciales para reivindicar mejores condiciones laborales y la equiparación salarial entre los trabajadores subrogados de la antigua concesionaria (que cobran unos 32.000 euros), y los nuevos contratados por la UTE (que cobran unos 20.000 euros por el mismo trabajo).

Descuelgue salarial

Los paros comenzaron del 15 de marzo al 30 de abril, y luego se prorrogaron hasta el 28 de mayo, pero se han convertido en indefinidos. Y es que la empresa ha anunciado de manera unilateral la decisión de aplicar un descuelgue salarial a todos los trabajadores después de presentar un informe con pérdidas de 700.000 euros.

Los trabajadores de la adjudicataria del servicio de autobuses de Fuengirola están en huelga.

Los trabajadores de la adjudicataria del servicio de autobuses de Fuengirola reivindican la equiparación salarial. / l.o.

La huelga indefinida se traducirá en paros todos los lunes, de diez de la mañana a seis de la tarde, y todos los martes, de nueve de la mañana a cinco de la tarde.

"A los trabajadores no nos han comunicado los servicios mínimos y es la empresa la que diariamente nos dice los servicios que se tienen que prestar", denuncian fuentes del Sindicato Libre de Transporte, pero, a falta de confirmación por parte de la empresa, estiman que se sitúan en torno a un 30%.

Los trabajadores critican que la empresa haya decidido bajar la nómina de todos los trabajadores, subrogados y no subrogados, para pagar unas pérdidas que han presentado de 700.000 euros a poco más de un año de comenzar a prestar el servicio, cuya concesión ganaron con una oferta temeraria, un 18% más baja que sus competidoras.

Reivindicaciones

El Sindicato Libre de Transportes afirma que a pesar de todo no van a parar hasta conseguir sus reivindicaciones a pesar de que denuncian que la empresa ya ha despedido a un trabajador, un mecánico, que decían era el que tenía la nómina más alta.

Los lunes, martes y viernes sólo circula el 30% de autobuses, entre las 07.15 y las 10.15 horas.

La huelga se traducirá en paros todos los lunes y todos los martes. / SLT

Denuncian que ya hay compañeros que han anunciado que van a dejar la empresa porque, según el sindicato, los nuevos contratados van a pasar de cobrar 20.000 euros a cobrar el Salario Mínimo Interprofesional, que se sitúa en 15.876 euros anuales, y los subrogados van a pasar de cobrar unos 32.000 a en torno a 25.000 euros anuales.

"De hecho hoy hay una línea que no ha salido por falta de personal, ya que hay dos compañeros de baja y los que están de descanso se han negado a trabajar después de conocer la decisión de la empresa de aplicar una reducción de salario a todos los empleados", afirman fuentes del Sindicato Libre de Transportes.

Este diario ha contactado con la empresa Interbus, que no ha facilitado su versión del conflicto.