Naturaleza

Bioparc Fuengirola amplía sus instalaciones con la nueva zona El viaje infinito

El parque rinde homenaje a la primera vuelta al mundo que dio el español Juan Sebastián Elcano e incorpora nuevas áreas y especies amenazadas de Centro y Sudamérica

Bioparc Fuengirola ha inaugurado hoy la ampliación de sus instalaciones.

Bioparc Fuengirola ha inaugurado hoy la ampliación de sus instalaciones. / l.o.

A.G./E.P.

Bioparc Fuengirola ha inaugurado este lunes la ampliación de sus instalaciones con la puesta en marcha de una nueva zona denominada El viaje infinito, que rinde homenaje a las gestas españolas del siglo XVI, especialmente al viaje de Juan Sebastián Elcano alrededor del mundo e incorpora especies animales y vegetales de Centroamérica y Sudamérica.

La nueva zona de Bioparc Fuengirola ha supuesto una inversión de nueve millones de euros y seis años de obras y rinde homenaje a las gestas españolas del siglo XVI, con especial atención al viaje de Juan Sebastián Elcano, capitán de la Nao Victoria, que dio la primera vuelta al mundo.

Esta ambiciosa ampliación ha transformado una extensión de 2.800 metros cuadrados en una experiencia única para los visitantes. Hasta ahora, quienes acudían a Bioparc Fuengirola podían explorar las selvas tropicales de África, Asia y Oceanía. Con esta nueva ampliación, las selvas tropicales de Centro y Sudamérica se unen a este recorrido, ampliando aún más la diversidad y riqueza del parque.

Nuevas instalaciones

En el interior del nuevo edificio, las diferentes salas que contienen los acuarios recrean el ambiente y conocimientos del Siglo XVI. Desde la plaza de entrada al edificio, marcada por una gigantesca esfera armilar, y por los mapas cosmológicos de Nebra y Copérnico, el visitante se interna en el siglo que alumbró el Renacimiento siguiendo la estela de los navegantes españoles.

La ambientación de pinturas al fresco, elementos de navegación y decoración propia de la época, alegorías al viaje y la reproducción de los primeros globos terráqueos realizados en torno al descubrimiento del Nuevo Mundo, se completa con una Cámara de Curiosidades, un gabinete donde los objetos más desconocidos e inquietantes de la época se recopilaban para su estudio científico.

Una arquitectura inspirada en el juego de arcos del genial Piranesi completa el recorrido por el interior; un recorrido que lleva, a través del túnel subacuático de un templo maya hundido, sobre el que nadan gigantescos peces amazónicos, hasta el exterior de los cenotes mayas.

Allí, frente a la espectacular pirámide de Muyil, rodeados de ríos donde nadan especies extrañas y sorprendentes, una selva repleta de aves y monos americanos llevará al visitante a través del Xibalbá, el inframundo maya, a un curso de agua rodeado de cascadas donde quien visite Bioparc tendrá un encuentro con las nutrias gigantes del Amazonas.

Con esta fusión entre arte y naturaleza, Bioparc Fuengirola pretende fascinar a las personas que visiten sus instalaciones, emocionarlos y hacerles proteger y conservar a la biodiversidad. A través del recorrido por la ampliación, es posible contemplar decenas de nuevas especies amenazadas que se incorporan a la colección zoológica que ya alberga el parque de animales malagueño, elevando esta a casi 300 especies.

Acuario cenote colapsado en Bioparc Fuengirola.

Acuario cenote colapsado en Bioparc Fuengirola. / l.o.

La biodiversidad de Centro y Sudamérica

Con la apertura de los ecosistemas americanos, Bioparc Fuengirola se suma a la participación de nuevos programas de especies en peligro coordinados por la Asociación Europea de Zoos y Acuarios como los titíes dorados y de Goeldi, el saki de cara blanca, el perezoso, la nutria gigante, el conuro de garganta azul, el pavón muitú, la tucaneta verde, la paloma perdiz jamaicana o el tití emperador, entre otros.

Todos ellos, convivirán en un aviario de 14 metros de alto y 1.100 metros cuadrados, sin barreras y a los que los visitantes podrán contemplar de cerca, sin tocarlos. Junto a ellos, guardan su espacio, animales amenazados como el ajolote. En las aguas de los diferentes acuarios y rías, el visitante puede descubrir peces payaso, damiselas, peces cirujanos, caesios, antias, arapaimas, pirañas o diferentes especies de rayas.

Inaguración

El consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Arturo Bernal; el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado; la alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, entre otros, han asistido a la inauguración de las nuevas instalaciones.

Arturo Bernal ha destacado el acierto de incorporar un homenaje a una de las grandes gestas de la Historia de España, como fue la primera vuelta al mundo, que cambió la concepción del mundo, tal y como se conocía. "Fue el germen del turismo porque Andalucía se abrió al mundo y hasta aquí comenzaron a llegar gentes de todas las procedencias, produciéndose un intercambio cultural sin igual", ha señalado el consejero.

Acuarios de agua salada en Bioparc Fuengirola.

Acuarios de agua salada en Bioparc Fuengirola. / l.o.

Bernal también ha destacado la relevancia del proyecto iniciado por Bioparc hace veinte años "contribuyendo a aportar un atractivo turístico todo el año a un destino consolidado como Fuengirola, a la vez que promueve la preservación de las especies y del medio ambiente".

Nueva oferta de ocio

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha destacado que se trata de "un proyecto que mejora la oferta de ocio de la provincia de Málaga".

Según Turismo Costa del Sol, el segmento de ocio es vital, ya que atrae a cinco millones de visitantes anuales, genera 145 millones de euros y crea unos 1.500 puestos de trabajo.

Además, uno de cada tres turistas que visitan la provincia lo hace motivado por la oferta de ocio. "Lo más importante es que el 96,8% dice que su experiencia en el destino ha sido positiva o muy positiva y nos dan una nota de un 8,24. El 97,4% recomendaría la experiencia vivida en la provincia de Málaga", ha resaltado Salado.