Narcotráfico

Cuatro detenidos por enviar cocaína y hachís desde la Costa del Sol a otros puntos de Europa

Hay cuatro detenidos y registros en Fuengirola, Benalmádena y en la ciudad neerlandesa de Tilburg

Registro durante la operación Sardina de la Policía Nacional

Policía Nacional

Cuatro personas han sido detenidas en una operación contra una banda de narcos asentada en Fuengirola y Benalmádena dedicada a traficar con grandes cantidades de hachís y cocaína. El operativo, que también ha incluido un registro en la ciudad neerlandesa de Tilburg, ha permitido intervenir 52 kilos de hachís, 50 kilos de MDMA, diferentes cantidades de cocaína, ketamina y anfetamina. Por su parte, la investigación patrimonial ha revelado que el principal investigado y su mujer eran propietarios de viviendas y locales comerciales por valor de más de 3.000.000 de euros y que el entramado disponía de varias empresas legales para blanquear el dinero procedente del tráfico de drogas.

La Dirección General de la Policía (DGP) ha informado de que las pesquisas se iniciaron el pasado mes de febrero tras detectar una organización compuesta por ciudadanos italianos y neerlandeses asentados en diferentes localidades de la provincia de Málaga vinculada al envío de drogas en vehículos a otros puntos de Europa. Tras varias gestiones policiales, los agentes constataron que la organización tenía un marcado carácter itinerante desplazándose sus miembros por diferentes países para dificultar las pesquisas.

Droga localizada durante el registro de la Policía Nacional.

Droga localizada durante el registro de la Policía Nacional. / L. O.

En colaboración con las autoridades policiales neerlandesas, a mediados del mes de junio se explotó la operación con registros domiciliarios en la Costa del Sol y Tilburg, al sur de Países Bajos. Además de la droga, los agentes encontraron 330.000 euros en efectivo y dos armas de fuego, entre otros efectos. A los cuatro detenidos se les atribuyen los delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal.

Cooperación internacional

La Policía Nacional ha desarrollado esta operación con el apoyo de Europol y la colaboración con las autoridades de Países Bajos dentro de la Estrategia de Seguridad de la Unión Europea. "Dicha estrategia se enfoca en cuatro puntos clave: establecer un entorno de seguridad preparado para el futuro, combatir las amenazas emergentes, proteger a los ciudadanos europeos del terrorismo y la delincuencia organizada, y forjar un robusto ecosistema de seguridad europeo", ha explicado la DGP en un comunicado.

Para lograr estos objetivos, la Dirección General de Migración y Asuntos de Interior de la Comisión Europea (DG HOME por sus siglas en inglés), junto con las agencias de la UE y fondos específicos de la UE, como los Fondos de Seguridad Interna (ISF por sus siglas en inglés), respaldan a los Estados miembros en la lucha contra las amenazas criminales mediante operaciones coordinadas dirigidas a desmantelar las redes criminales y sus modelos de negocio. Las intervenciones efectuadas bajo este esquema han sido cofinanciadas por la Unión Europea, como parte del apoyo a los Estados miembros para combatir las redes delictivas que constituyen las amenazas más significativas para la seguridad de los ciudadanos de la UE y de la Unión en su conjunto.