24 de julio de 2010
24.07.2010
40 Años
40 Años

Animando los píxeles con papel calco

El penúltimo éxito de Pixar, ´Up´, podría ser un plagio de un corto francés, ´Above Then Beyond´. No es la primera vez que la compañía, que ahora ha estrenado ´Toy Story 3´, ha sido acusada de ´corta y pega´

24.07.2010 | 07:00
Imagen de la película ´Up´, de Pete Docter y Bob Peterson.

Pixar es una de las compañías cinematográficas más respetadas tanto dentro como fuera del mundillo. Hasta el momento, todas sus películas han sido adoradas por el público y ensalzadas por la crítica. Sin embargo, ese éxito puede provenir de una práctica nada noble: el plagio de otras obras.
La polémica ha saltado a raíz de que seis animadores franceses (Yannick Banchereau, Bertrand Garnier, Thibault Gauriau, Gilles Le Teuff, Olivier Lugand y Fabien Troncal) avisaran de las similitudes del penúltimo filme de la compañía de animación, Up, con un cortometraje que habían realizado como proyecto de fin de curso en la Escuela Superior de Realización Audiovisual, Above Then Beyond.
La película de Pixar cuenta la historia de un anciano solitario que vive en la única casa familiar en medio de una ciudad llena de opresivos rascacielos. Agobiado por las deudas, es obligado a dejar su vivienda por unos trajeados especuladores inmobiliarios. Esa noche, tras unos momentos de tristeza, se le ocurre una idea: atar a su casa decenas de miles de globos de helio para salir de allí volando con ella.
El cortometraje francés, que se puede ver en YouTube, cuenta exactamente lo mismo. Sólo cambia el sexo del protagonista, que en este caso es una anciana, y el método para salir volando: en lugar de globos de colores, es una enorme manta de tela que cose durante toda la noche. Y las similitudes no acaban ahí. Los planos, las decisiones estéticas para reforzar el sentimiento de libertad al salir del lugar y el estilo narrativo son también casi idénticos.
En declaraciones a una página web especializada en destapar apropiaciones indebidas en medios artísticos y comerciales (youthoughtwewouldntnotice.com), uno de los directores, Yannick Banchereau, explica que «ninguno de nosotros trabaja en Pixar, pero nuestra escuela suele enviarles nuestros trabajos, así que es más que posible que lo hayan visto. Desafortunadamente, no podemos hacer nada al respecto. Al haber sido realizada como parte de nuestros estudios, no tenemos los derechos del filme».
El corto fue realizado en el año 2005. Por esa época, Pixar estaba comenzando a desarrollar el argumento y el diseño de Up, por lo que es posible que el corto llegase en el momento idóneo para incluirlo en la trama.

¿Copia o casualidad?
También existen pruebas en contra de la tesis del plagio. Hay bocetos oficiales del filme que datan incluso de 2004, entre los que se incluyen la imagen de la casa entre rascacielos y el anciano con los globos en su mano. Estos dibujos se pueden consultar en el libro The Art of Up, de Tim Hauser, que recoge todo el proceso creativo del filme. En entrevistas con los directores, Pete Docter y Bob Peterson, se especifican los pasos que siguió el guión, que evolucionó desde la historia de dos hermanos que viven en una isla que viaja por el cielo hasta lo que llegó finalmente a la gran pantalla.
Sin embargo, las dudas sobre la originalidad del filme no se detienen ahí: la banda sonora compuesta por Michael Giacchino, reciente ganadora de un Oscar, es asombrosamente parecida al tema central de la partitura del español Alberto Iglesias para la película de Julio Médem Lucía y el sexo (2000).

Un pasado sospechoso
No es la primera vez que las alegaciones de plagio sobrevuelan a la compañía de John Lasseter. A veces las acusaciones han sido las mismas que suelen afectar a cineastas como Brian De Palma y Quentin Tarantino, es decir, excesivos homenajes (o apropiaciones) de películas u otras obras anteriores. Por ejemplo, Bichos es una especie de remake encubierto de Los siete samuráis y Los increíbles es una versión familiar del cómic Watchmen.
Pero también han llegado hasta los tribunales. Poco después del estreno de Buscando a Nemo, el francés Franck Le Calvez les denunció por plagiar los personajes y el argumento de su libro Pierrot le poisson clown. El caso fue resuelto en favor de Pixar.
Sea como fuere, sólo existen pruebas circunstanciales de que Pixar se dedique a plagiar ideas. Y aunque así lo hiciese, siempre les quedarán las palabras de Pablo Picasso: «Los grandes artistas copian, los genios roban».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA El escritor español novela en 'El don de la fiebre', publicada por Seix Barral, la vida del compositor francés Olivier Messiaen


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fábulas irónicas', de Juan Eduardo Zúñiga


ADEMÁS: Jorge E. Benavides: El infiernillo literario | La nostalgia según Pablo Aranda | Lecturas de verano: el arte es para todos


Enlaces recomendados: Premios Cine