26 de julio de 2010
26.07.2010
40 Años
40 Años

Peret: «Fui en espíritu a la manifestación del Estatut»

Recién cumplidos los 75, sigue a cuestas con la rumba catalana, recogido lo mejor de lo ya hecho y lo nuevo en un disco de título certero: ´De los cobardes nunca se ha escrito nada´. Ya no hace girar su guitarra, porque los nuevos modelos no se lo permiten

25.07.2010 | 07:00
El legendario rumbero catalán sigue dando guerra

El Rey de la Rumba. ¿No exageramos un poco?
Nunca me he sentido como un rey, en absoluto, del mote son culpables Joaquín Soler Serrano y Federico Gallo. Si algún día me pagan una nómina como rey tal vez me lo creeré, aunque sea de un euro diario.
¿Mejor el padre?
Es lo que hay. Tuvimos suerte con esto, gustó y ya lleva funcionando 50 años.
En febrero recibió de la Academia el premio a Toda una vida. ¿Se ha hecho mayor?
Sí, y me gusta. No es que no me importe envejecer, es que me gusta. Siempre he dicho que me encantaría poder llegar a los 80 años y salir al escenario, apoyado en un bastoncito y acompañado por una azafata muy bonita. Ahora tengo 75, casi lo he conseguido.
¿El buen rollo que ha repartido es proporcional al recibido?
Uno tiene que dar sin pensar en lo que va a recibir. Desde luego yo me lo paso muy bien con mi público, y el público conmigo.
¿Estopa y Muchachito Bombo Infierno le deben la vida?
No, hombre, qué va. Soy el referente para algunos, como otros lo han sido para mí. La música es ésto, fusión, siempre fusión. Yo lo hice así y salió la rumba catalana. Beethoven también lo hizo.
Al menos ellos lo reconocen. Los que no, ¿cree que le deben unas sinceras disculpas?
Te diré una cosa: hay algunos que han llegado a coger una canción de las mías, le han cambiado la letra y ahora cobran los derechos en la SGAE. Pero en realidad es algo que me hace feliz. A un buen amigo, a un pintor mallorquín, le entraron a robar a su casa y se enfadó porque los ladrones no se llevaron ninguno de sus cuadros.
¿La rumba merece más cancha en la actualidad?
Y la jota, la sardana, el chotis o el pasodoble. No puede ser que un país sólo se sienta país con el fútbol. La jota no es sólo de los maños, es de todos. No entiendo porqué tiene que ser mejor la música que se hace fuera de aquí. Además, basta ver como visten por ahí.
Ya, pero nos pasa con todo.
De manera descarada. Amar más a lo que viene de fuera me parece un disparate; no pasa nada por ser el país de la pandereta y las castañuelas.
¿Salió a manifestarse por el Estatut?
No, no pude estar, pero me hubiera gustado. Estuve en espíritu.
¿Valiente como lo fue Camarón?
He demostrado serlo. Sin saber leer ni escribir he sido capaz de hacer de todo. Eso es ser valiente.
¿Que relación mantiene con su canción más popular, Borriquito, 40 años después?
Una relación muy buena. El Borriquito ha dado de comer a mi familia, ha pagado sus escuelas o nos ha comprado coches.
¿Cuántas guitarras ha destrozado por culpa de esas espectaculares vueltas que les da?
Ninguna. La guitarra no se me ha caído nunca al suelo. Además, ya no le doy vueltas, ahora vienen amplificadas y el dedo no se puede colocar bien.
Perder el Festival de Eurovisión el año que ganó el Waterloo de Abba sí tiene perdón.
Con la música no se pierde nunca. Hay uno que gana, pero los demás no pierden. Tendría que ser así con todo, también en el deporte, donde unos equipos destrozan a los otros. No me gustan este tipo de términos.
Poco futbolero, veo que es Peret entonces.
Me gusta ver un buen partido por la televisión. Y también una buena carrera de natación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ENSAYO Península publica 'Por compasión', conmovedora radiografía del sistema judicial y penitenciario norteamericano, de este abogado promotor de la Iniciativa por la Igualdad por Justicia
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fantasmas de la ciudad', de Aitor Romero Ortega 


ADEMÁS: Amy Liptrot: las islas como salvación | Viaje en pareja al corazón de los suecos | Resistir para vivir: la guerra lejos del frente Díaz Cortez: Un descenso a la realidad