28 de julio de 2010
28.07.2010

Bobby McFerrin: el gurú de la voz

El cantante norteamericano ofreció anoche un exquisito recital, con sus cuerdas vocales como único instrumento, ante un entregado Teatro Cervantes «Adoro que la gente cante conmigo, es la mejor parte de mis conciertos», aseguró

28.07.2010 | 07:00
El cantante Bobby McFerrin ofreció anoche en el Cervantes su única actuación programada en España durante su actual gira.

«No planeo mis conciertos. Me subo al escenario y me dejo llevar. Abro mi mente y dejo que todo fluya». Dicen que los genios no necesitan guiones. El cantante norteamericano Bobby McFerrin se basta con sus cuerdas vocales y la atención del público para orquestar un recital único basado en la espontánea invención. Un repleto Teatro Cervantes fue anoche testigo del milagro de la voz que McFerrin obra en cada una de sus actuaciones, en las que la audiencia también es parte esencial.
«Adoro que la gente cante conmigo. Además, creo firmemente que cada una de las personas del público quiere cantar. Y yo quiero escucharlos. Es la parte del concierto en la que mejor me siento ». Dicho y hecho: a los pocos minutos de comenzar la actuación, el neoyorquino empezaba a invitar a los asistentes a que le acompañasen. Primero con unas notas sueltas. Después con una base permanente. Hasta llegar a subir al escenario a un surtido grupo de personas, que se convirtió en un improvisado y obediente coro a su órdenes.
Sweet Home Chicago, el mítico blues de Robert Johnson y Blackbird, de los Beatles, fueron algunas de las más sorprendentes interpretaciones del artista, que también caminó por los sonidos clásicos y los ritmos africanos, «los que más» le marcaron cuando era aún un chiquillo. Confiesa McFerrin que fue Keith Jarrett quien le inspiró a afrontarse solo ante el público. «Él me influyó a la hora de explorar la interpretación en solitario. Me gusta el reto y la sensación de vulnerabilidad que supone estar solo en el escenario».
En los últimos compases de su actuación, el cantante incluso abrió un turno de sugerencias, confirmando que es «un eterno aprendiz» de la música que le gusta a la gente. Aunque no suele incluir en su repertorio el éxito que le alzó a la fama mundial, Don´t Worry, Be Happy, composición que surgió «también de una improvisación», lo cierto es que anoche lo hizo. Bueno, a medias: «Si queréis Don´t Worry, Be Happy la tenéis que cantarla vosotros», dijo. Y así cerró el magnífico recital, el único que ofrecerá en nuestro país con su actual gira.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA El escritor español novela en 'El don de la fiebre', publicada por Seix Barral, la vida del compositor francés Olivier Messiaen


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fábulas irónicas', de Juan Eduardo Zúñiga


ADEMÁS: Jorge E. Benavides: El infiernillo literario | La nostalgia según Pablo Aranda | Lecturas de verano: el arte es para todos


Enlaces recomendados: Premios Cine