01 de abril de 2012
01.04.2012
Informe

Tijeretazo cultural en la provincia

Hablamos con políticos, artistas y gestores culturales sobre la evolución reciente de la cultura en los pueblos malagueños

01.04.2012 | 07:00
La cantante rondeña María Villalón, una joven promesa en un mundo cada vez más complicado.

Estamos más que acostumbrados a hablar de la notabilísima reducción del presupuesto cultural de las instituciones en sus actividades de la capital, pero en la provincia el panorama es aún más desolador. En estas páginas elaboramos un pequeño informe de la evolución reciente del sector en los municipios y comarcas clave de la Costa del Sol, que, en algunos casos, han acompañado la tijera con soluciones imaginativas para mantener unas apuestas culturales de entidad para sus habitantes. Al habla con políticos, artistas y gestores culturales.

Mijas y Fuengirola. Espacios para la cultura y reducción de agendas.
En el Ayuntamiento de Mijas plantean una alternativa al hecho de no poder sufragar todos los gastos que genera un determinado acontecimiento cultural. En lugar de organizar y pagar conciertos, exposiciones u obras de teatro, el Consistorio cede a artistas y promotores de espectáculos sus espacios culturales municipales así como la taquilla para que sean ellos mismos los que exploten los beneficios de un determinado evento. «Nosotros le cedemos, por ejemplo, el teatro de Las Lagunas a una determinada compañía para que represente lo que quiera. No le pagamos nada, pero se les cedemos la taquilla», explica el concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Mijas, Santiago Martín. Con esta fórmula, el tradicional Festival de Teatro de Mijas costó, el pasado año, 18.000 euros al ente local frente a los 40.000 euros por los que salía cada año, según afirma el edil.

Por su parte, en Fuengirola la crisis se ha dejado notar, especialmente, en el principal acto cultural anual en el municipio. Con motivo del plan de austeridad implantado por el equipo de gobierno desde el pasado año 2008, el Festival Ciudad de Fuengirola cuenta, desde el año 2009, con sólo dos artistas musicales en lugar de los cuatro que, hasta entonces, pasaban cada verano por las tablas del castillo Sohail. La idea del Consistorio es la de mantener esta apuesta por la cultura acortando los días de actuación pero sin dejar de apostar por consolidados artistas como Joan Manuel Serrat, Raphael o Miguel Poveda.

Nerja y Torrox. Los «dineros culturales», en mínimos históricos
Los recortes en materia cultural en los distintos municipios de la Costa del Sol más oriental han reducido a mínimos históricos las partidas reservadas a las concejalías de Cultura, Fiestas o Tradiciones Populares. Representantes de artistas y grupos musicales, dedicados tradicionalmente a la organización de eventos lúdicos en los diferentes términos, subrayan que no recuerdan una temporada tan escasa en actividades como la del pasado año. Pero es que para este próximo verano no hay perspectivas de mejora.

Con los datos oficiales sobre la mesa, el ayuntamiento nerjeño, como bandera de la actividad cultural de carácter municipal durante década y media, volvió a recortar en diciembre un 12% el capítulo de gasto corriente en los presupuestos para este año. En el documento aprobado en pleno se especificaba que esa cuantía procedía «sobre todo del plan de ahorro energético y la eliminación de numerosas actividades lúdicas». Si esos recortes han superado la barrera de 200.000 euros, la diferencia es mucho mayor si tenemos en cuenta que en 2006 y 2007 se reservaban a este apartado 2,26 millones de euros y en la actualidad ni siquiera se alcanza la cuantía de 1,6 millones.

En la actualidad, el presupuesto específico del Centro Cultural Villa de Nerja se eleva a 242.755 euros. Hasta 58.000 euros están reservados a maquinaria e instalación técnica, 108.178 a personal, incluidas gratificaciones y pluses por productividad, y el resto, cerca de 80.000 se destinan a suministros, publicidad, atenciones protocolarias o a cánones.

Agentes de la asociación cultural ciudadana existente en Nerja manifiestan que el Consistorio ha anulado casi toda la inversión dedicada a los circuitos culturales que cada temporada pone en marcha la Junta de Andalucía, como Música, Cine o Flamenco (organizados por la Dirección General de Fomento y Promoción Cultural).

También manifiestan que en los presupuestos para el presente ejercicio la reducción para colectivos culturales se ha reducido justo a la mitad. En este sentido, apuntan que las cuatro cofradías y hermandades locales reciben 500 euros anuales, otros 500 la peña Flamenca La Soleá, 10.000 más la Asociación Nerjeña Cultural o que 300 euros corresponden a la Asociación La Aventura de Escribir, la Asociación Cortos de Vista, Aula 4 o la Peña Nerjeña. También ajustada al máximo figura la inversión en la banda municipal constituida como asociación, con 20.000 euros anuales más. Y otros 6.000 euros van destinados a la Asociación Banda de Cornetas y Tambores de Nerja y 800 a la agrupación que gestiona la rondalla local.

Uno de los representantes de artistas más activos en esta parte de la Axarquía, el torroxeño Antonio Medina, argumenta que municipios como Torrox han reducido al mínimo las cantidades reservadas a actividades lúdicas. En materia de difusión y promoción, de 100 horas anuales en megafonía, que le reportaban unos 2.500 euros anuales, se ha pasado a ni un minuto. «El recorte es del 100%», explica. Y agrega que en determinadas partidas de fiestas populares la rebaja se eleva al 75%: «Han dejado de contratar a nuestros artistas y tenemos que acudir a otros municipios como Algarrobo para poder sobrevivir», apunta.

Marbella. Unos recortes anticipados.
El Ayuntamiento de Marbella elabora su programa cultural con 200.000 euros de un presupuesto total de 450.000. Pero la crisis y los recortes le llegaron antes a la institución que al resto de las administraciones locales. «El presupuesto de todas las delegaciones se recortó según llegamos al gobierno de la ciudad», recordó la concejala de Educación y Cultura, Carmen Díaz. «Nos encontramos con una deuda heredada tremenda», añadió. A día de hoy, Marbella aún debe 500 millones de euros.

Los varapalos económicos se han notado, según reconoce la edil, pero no especialmente en el programa cultural de la ciudad. «Nuestro programa es una demostración de cómo se puede gobernar y hacer cultura para todas las edades con propuestas serias y de calidad sin gastarse millones», aseguró.

La ciudad diversifica los eventos que se establecen en función de la edad de su público, desde actos para todos los públicos a los dirigidos para los mayores o menores de la casa. «En abril contaremos con la presencia del escritor Juan Manuel Caballero Bonald que presentará su último libro», adelantó la edil. Ese mismo mes, el Consistorio tiene previsto volver a celebrar su festival de danza en la calle, en la muralla de la localidad, entre otras actividades próximas.

«Lo que sí he notado en estos cuatro años y, también en este quinto, es que acudes evidentemente a buscar patrocinios y buscas financiación en cajas de ahorro y fundaciones y tienes dificultades grandes para conseguirlo según la crisis se ha ido generalizando», argumentó.

Colectivos como la asociación de artistas COART o la especializada en la defensa del patrimonio histórico Cilniana son fundamentales en la difusión de la cultura en la localidad. Ambas se quejan de sus deficientes recursos y aseguran no recibir ninguna subvención pública.

«Ahora lo que se hace es amor al arte», indicó el presidente de Coart, Rubén Gómez. «Yo le pediría a las instituciones que estén con la gente que apoya a la cultura no sólo en momentos de crisis», denunció Gómez, quien explicó que las administraciones suelen ofrecerles más oportunidades para desarrollar sus proyectos cuando no tienen dinero y dejan la financiación a su cargo.

Un centenar de artistas componen el colectivo Coart. «Hoy inauguramos un mercado de artistas plásticos en Marbella», adelantó. El objetivo es poner a trabajar a varias decenas de artistas plásticos en plena calle, «al estilo Montmartre», explicó. Se ubicarán junto a la Muralla del Castillo Marbella.

La presidenta de Cilniana, Lina Urbaneja, reconoce las dificultades económicas que sufre su colectivo cultural, como otros tantos. Las administraciones públicas no sólo no les apoyan económicamente sino que además les deben dinero. «La Diputación nos debe 3.000 euros que para nosotros es mucho dinero», aseguró. Actualmente, el colectivo, formado fundamentalmente por arqueólogos, realiza una prospección en el Castillo de Marbella a raíz del hallazgo de unos restos romanos.

Ronda. Toca negociar.
Según el delegado de Cultura de Ronda, Daniel Harillo, los recortes en cultura son importantes. Por ello, para ofrecer la mejor agenda cultural posible desde el Ayuntamiento se ven obligados a negociar los precios de las distintas actuaciones. Asimismo, existe una colaboración con otras ciudades en la selección de espectáculos para que los importes de las mismas sean más bajos.

La unión y convenios con las distintas asociaciones sociales de Ronda, en la producción de actuaciones y espectáculos también es importante, ya que el Ayuntamiento cede el Teatro Municipal para el desarrollo de estos actos. Las asociaciones, por su parte, al mismo tiempo que contribuyen al esparcimiento de la cultura, recaudan dinero para sus proyectos.

No obstante, según Harillo no se han renovado los acuerdos con la Junta de Andalucía que establecía los conciertos y teatros en la ciudad, sino que desde el Ayuntamiento se negocian directamente los actos.

Según la rondeña María Villalón, la música nunca ha sido fácil y los actuales recortes en cultura no hacen posible que la situación mejore. «La crisis hace que la gente evite gastos adicionales como ir a conciertos o comprar discos», apuntó. Como consecuencia de ello, aseguró que la industria de la música está hundida. Además, desde los ayuntamientos se han eliminado los conciertos que se ofrecían en las ferias, principalmente en los pueblos, lo que hace que empeore la situación.

«En el mundo del baile también se notan los recortes», así lo reconoció el bailaor Miguel Lorca. «La sociedad mira mucho los precios a la hora de acudir a un espectáculo», afirmó.

Torremolinos y Benalmádena. Mantener la agenda
El Ayuntamiento de Torremolinos ha reducido en un 30% la inversión destinada a cultura, afectando así a todos sus actos, como los concursos de pintura, los carnavales o incluso en Baile Retro. Gracias a esta reducción presupuestaria no ha sido necesario prescindir de ningún acto cultural hasta el momento de los que se han venido haciendo en los últimos años, pero tampoco se han creado nuevas iniciativas culturales.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Benalmádena no ha eliminado actos, recuperando incluso algunas citas ya perdidas como el Festival Internacional de Cortometraje y Cine Alternativo de Benalmádena. No obstante, desde el área de Cultura del Consistorio están intentando bajar los costes de estos actos manteniendo la calidad de los mismos. Un ejemplo de ello son las cuatro exposiciones anuales que se mantienen en el Centro de Exposiciones del municipio, donde este año se ha llevado a cabo con una inversión del Ayuntamiento de 40.000 euros –el año pasado, 60.000­–.

Información elaborada por Juanjo Zayas, Fran Extremera, Princesa Sánchez y Maribel Chito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA El filósofo David Hume y Adam Smith mantuvieron, según lo define Rasmussen, la amistad más grande que se conoce entre dos filósofos


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Sentimentales', de Manuel Longares


ADEMÁS: El negocio de la guerra | ¿Quién era La espía de Franco? | Misterios con trenes, gimnasia y lechugas | Alfonso del Río: fotografía reveladora


Enlaces recomendados: Premios Cine