22 de abril de 2012
22.04.2012
Gala de inauguración el Festival

Quince años muy malagueños

El Festival de Málaga reivindicó con este aniversario su importancia en la industria cinematográfica española en una ceremonia algo sosa y anodina, pero llena de referencias a nuestra tierra. Brillaron Diana Navarro y la joven promesa Ana Mena

22.04.2012 | 05:11

Desde el minuto uno de la gala inaugural del Festival de Málaga Cine Español, el escenario del Teatro Cervantes se llenó de constantes referencias a nuestra tierra, a Andalucía y a España en esta decimoquinta edición de la cita fílmica. Una coreografía de corte sesentero, integrada por un jovencísimo cuerpo de baile, dio la bienvenida a los quince años de vida del certamen malagueño.

Y fue la joven promesa artística Ana Mena, la cantante y actriz esteponera que ya puede presumir de haber trabajado con uno de los pesos pesados de nuestra cinematografía, el manchego Pedro Almodóvar, y también con el actor malagueño Antonio Banderas, la que puso voz a la popular y exitosa canción del Dúo Dinámico Quince años tiene mi amor, para celebrar esta adolescencia fílmica, que reivindica sus quince años como referente de la cinematografía española. La joven artista se convirtió en la «metáfora humana del festival». En esta versión, amor se cambió por festival y bonita y caprichosa por barato y ambicioso... pero no puedo vivir sin el cine español. Fue lo más dinámico que se vio en esta primera gala, algo sosa y anodina y con muchos asientos vacíos.

Los actores Ana Fernández y Francis Lorenzo condujeron una gala llena de recuerdos de todos estos años y de numerosos gags. Y con efectos especiales. Como el que protagonizó el segundo, que hizo una aparición triunfal en el escenario, colgado como una piñata [en palabras de la actriz] de una pértiga corta, en alusión a los innumerables recortes del Gobierno. O las quince preguntas que les hizo Ana Mena sobre la historia del certamen y de fondo la música del mítico concurso televisivo Un, dos tres.

La pareja de presentadores hizo un repaso a aquellos tiempos cuando tenían eso, quince años. Los guateques, la ilusión adolescente por que lo bueno estaba por llegar.

El punto más brillante de la gala inaugural se alcanzó con la presencia de otra malagueña, la cantante Diana Navarro, «una cantaora como la copa de un pino, canta como los ángeles», apuntó Fernández. La artista, que saltó a la fama con el sencillo Sola y que en la actualidad ha rendido un homenaje al jondo en su último trabajo discográfico, explayó todo su arte flamenco interpretando La loba. Este toque malagueño con la prodigiosa voz de Diana Navarro fue correspondido con un huracán de aplausos por parte del público.

También hubo un pequeño toque a las críticas que los medios de comunicación realizan sobre las películas del festival. «Las críticas están bien, claro que sí, pero no hay que hacerlas con saña», apuntó Ana Fernández, afirmando que lo decía porque «aparecía en el guion».
Ningún representante de la Academia del Cine Español ni del Ministerio de Cultura salió al escenario del teatro, pero sí se dio paso a la presentación de los miembros del jurado de esta decimoquinta edición: Goya Toledo, Ivan Trujillo, Isona Passola, Inma Cuesta, Raúl Arévalo, Enrique Brinkman y el presidente, Gonzalo Suárez salieron a las tablas del Cervantes. Fue este último quien tomó la palabra en representación de todos sus miembros y después de señalar que «hacía tiempo» que no venía a Málaga, destacó que la «efervescencia» juvenil que había visto fuera, en la alfombra roja, «sospecho que no va al cine».

Jurado. Tuvo su momento más cómico cuando aseguró estar «acomplejado» de ser jurado. «Nunca quise serlo en mi vida, pero parece que Rajoy ha visto mis debilidades». No obstante, recalcó que «siempre habrá más festivales de Málaga».

Y llegó el repaso a todas las secciones del festival: Oficial, ZonaZine, Animazine, Documentales, Territorio Latinoamericano, Homenajes, Cortometrajes, Videocreación... De Animazine, Ana Fernández destacó: «Si fuera un personaje de animación haría con la crisis lo que quisiera».

Los momentos chispeantes y vibrantes los puso Ana Mena, con sus atrevidos diálogos con la pareja de presentadores. Les interrumpía, les llamaba la atención, apareció con una Biznaga de Oro en representación del festival o con cámara al hombro desarrollando sus dotes como documentalista.

La ceremonia finalizó con la presentación de la primera película de la Sección Oficial, The Pelayos, con todo el equipo sobre el escenario, donde los productores lucieron las típicas vestimentas de crupier y los actores con trajes a rayas. Pero el colofón vino con sorpresa. Diana Navarro y Ana Mena hicieron un dúo de Lola La piconera y Ana Fernández dio las gracias al público por haber asistido a la gala y perderse el partido de fútbol, el clásico Barça-Real Madrid. «Por la salud del cine español».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA El escritor español novela en 'El don de la fiebre', publicada por Seix Barral, la vida del compositor francés Olivier Messiaen


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fábulas irónicas', de Juan Eduardo Zúñiga


ADEMÁS: Jorge E. Benavides: El infiernillo literario | La nostalgia según Pablo Aranda | Lecturas de verano: el arte es para todos


Enlaces recomendados: Premios Cine