23 de abril de 2012
23.04.2012
Presentaciones en la Sección oficial

La cara más dura del vendedor en ´A puerta fría´

Xavi Puebla sorprendió ayer al Festival con una cinta que refleja la crueldad del mundo laboral

23.04.2012 | 03:14

Nuevo retrato de la precariedad laboral que viven muchos ciudadanos en la actualidad. Un viaje a la soledad de unos personajes que son víctimas de una sociedad mercantilista. Así es A puerta fría, la segunda película que presentó el Festival de Málaga en su Sección Oficial. Este largometraje, dirigido por Xavi Puebla y protagonizado por Antonio Dechent, Nick Nolte y María Valverde, plasma a través de un guion impresionante una forma de esclavitud actual, la del sometimiento a las cifras de negocio en el mundo de los vendedores, en el que los vínculos afectivos brillan por su ausencia y prevalece el interés personal.

Así lo describió ayer su director en el encuentro con la prensa. «Esta película ha despertado en mí muchos sentimientos encontrados: por un lado es fascinación y por otra rechazo por el mundo laboral y de la venta. El trabajo ocupa casi la mitad de nuestras vidas, y se puede considerar la forma más sofisticada de esclavitud occidental, y a la vez la mayor tragedia es no tenerlo», afirmó el cineasta.

Dechent es un vendedor exitoso y ahora amenazado por el despido que debe aprovechar la principal feria del sector para firmar un importante pedido con el responsable de ventas de una multinacional (Nick Nolte), para lo que pide ayuda a una azafata de congresos (María Valverde). Para Puebla, el personaje de Dechent encarna «el oficio del vendedor en su vertiente más pura frente a la especialización y a la tecnificación del mercado, con una forma de actuar que no es vigente, porque ahora hay otros valores en alza entre los que no está la experiencia».

En cuanto al rol de María Valverde el cineasta especificó que es fundamental, un aporte de sentimientos y luz en un ámbito masculino en donde los intereses personales están por encima de todo, un mundo sombrío y oscuro en los que Valverde y su personaje dan un rayo de luz. «En un mundo de hombres en el que vales lo que vale tu último trimestre y con un retrato de la misoginia existente, aparece una mujer que lleva a cabo un acto de amor no convencional, solapado. Es un amor no convencional, en un mundo donde hay ausencias de sentimientos y vínculos, una mujer que hace un gesto muy hermoso», afirmó Puebla.

Sobre el trabajo con el gran Nick Nolte, Puebla lo calificó como una maravilla. « Cuanta más experiencia tienen los actores, son más humildes y profesionales. Mostró una implicación total. Tenía muchas ganas de trabajar y estuvo atento a todas las indicaciones. Estaba encantado de trabajar en una película de la que decía que era como las que no se hacen en Hollywood», explicó el director.

Una lucha entre el albarán y el iPad, así definió Antonio Dechent a su personaje. El actor reconoció que éste es uno de sus mejores personajes pero costó; tuvo que realizar una preparación dura, para la cual , recordó, tuvo que irse de su casa y vivir solo por unos meses, siendo ésa la única manera de poder reflejar esa dureza y soledad de su personaje. «Esta película no permitía reírme de ella, necesitaba una concentración extrema, el vacio de los personajes de esta historia es más frío y más árido... La manera de dirigir de Xavi me llevó a sitios nuevos». Y Dechent ofreció un buen resumen de A puerta fría: es un western de ahora, con hombres malos y castigados que beben en el hall de un hotel.

Los actores, el motor de la película. A puerta fría es el resultado de un gran trabajo del director y de su reparto de actores. En este sentido Xavi Puebla hizo ayer hincapié en que los actores han aportado mucho a los personajes. «Los actores son el motor de esta película; sin ellos no puedo empezar el proyecto. Cuando tengo el reparto escogido es cuando arranco el motor», señaló Puebla. El director también destacó que el guion de la película «era muy sólido, pero sufrió varias transformaciones a lo largo del proceso, algunas debido, entre otros factores, a las aportaciones de los actores y también a la inspiración del momento. No obstante, cuando el guion está bien escrito no hace falta acudir a otras imágenes. Eso sí, el final es diferente al que estaba escrito, lo ofrecieron los mismos personajes». Por otra parte, el cineasta explicó que el título de la cinta, A puerta fría, es «una expresión del argot comercial que hace referencia a la venta más ingrata y dura que hay, aquella que se lleva a cabo sin tener conocimiento previo del cliente». p.l. málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA El escritor español novela en 'El don de la fiebre', publicada por Seix Barral, la vida del compositor francés Olivier Messiaen


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fábulas irónicas', de Juan Eduardo Zúñiga


ADEMÁS: Jorge E. Benavides: El infiernillo literario | La nostalgia según Pablo Aranda | Lecturas de verano: el arte es para todos


Enlaces recomendados: Premios Cine