29 de junio de 2012
29.06.2012
Punto y aparte

"Necesitamos iconos como Salvador Allende y Kennedy"

La chilena Francisca Valenzuela canta, compone y toca el piano y la guitarra, y U2 la invitó al escenario durante su última gira

29.06.2012 | 07:00
Francisca Valenzuela.

«Antes de cantar con ellos, U2 hizo una investigación como de la CIA; sabían todo de mi vida y mis afinidades políticas»

Empezó desde muy pequeña. ¿Sus padres estaban metidos en la música?
Para nada, ambos son científicos. Fue una inclinación bastante espontánea y natural. Siempre he estado dibujando, componiendo, escribiendo y tocando el piano y la guitarra. Me ganó el arte de manera más natural.

¿Pasar su infancia en California influyó en su vocación artística?
No lo sé. Si hubiera estado en Chile todo el tiempo, hubiera salido de la misma manera, activa en la música y en el arte. Sí que he sido muy precoz al haber estado en un lugar tan activo culturalmente. Me enriqueció mucho. Y la forma gringa de actuar, de forma tan espontánea y transparente, influyó en mis ganas de comunicar, en mis referentes.

En su país le han comparado mucho con Julieta Venegas, de la que era seguidora. Aquí ha ocurrido lo mismo. ¿Le cansa?
Hay poquísimas mujeres en la música latinoamericana hispanoparlante. Se pueden contar con las manos. Y yo no pertenecía al mundo de la balada ni al de la manufactura pop. Ni canto como baladista ni soy como Paulina Rubio, así que debo ser como Andrea Echeverri, Julieta Venegas o Eli Guerra... Son mujeres importantísimas, abrieron la puerta a otras cantautoras, pero hay que mantener una vista más panorámica.

¿Que música española escucha? Ha compartido escenario con Russian Red...
A Russian Red la conocí el año pasado y tiene una excelente propuesta. También conozco al Guincho y clásicos como Serrat y Mecano, por ejemplo. De la nueva camada han salido músicos súper buenos, como Delorean, We Are Standard, El Columpio Asesino, Vetusta Morla... Son distintos, marcan su propio camino. Estoy contenta de profundizar en el conocimiento de los músicos españoles y tal vez, en el futuro poder colaborar con ellos.

Letras como las de Buen soldado o Mujer modelo están escritas desde el punto de vista de una mujer. ¿Es feminista o simplemente femenina?
Más femenina que feminista. El feminismo fue un movimiento de los 70 que puso una cosa sobre la otra, lo cual no me parece bien. Pero el tema del apoderamiento femenino es algo que me interesa y me conmueve, especialmente en Chile y en Latinoamérica. Aparece en las canciones de forma espontánea, pero soy efusiva al decir que no hay un feminismo consciente, sino una femineidad desde el punto de vista de mis vivencias.

Salvador habla de Salvador Allende. ¿Cómo se ha recibido esta canción en su país? ¿Hay consenso sobre Allende en Chile o todavía se discute?
La gente aún discute muchísimo. Las opiniones están muy polarizadas. La escribí porque me invitaron a un homenaje a Allende en Uruguay. Es una canción escrita no necesariamente desde el punto de vista de Allende, sino de estos personajes políticos casi poéticos, que tienen la capacidad de convocar y de cambiar las cosas, sin estar atados al sistema tradicional. Es algo que echamos de menos en el ámbito norteamericano y mundial. Iconos como lo fueron Allende, Kennedy o Martin Luther King para nuestros padres. Hoy en día, salvo Obama, que ya no tiene ese tipo de enamoramiento, no existen iconos así. La canción tiene un marco menos politizado partidistamente, es más universal. No soy activa partidistamente.

¿Cómo surgió la oportunidad de cantar con U2 en Santiago de Chile? ¿La experiencia respondió a tus expectativas?
Ellos buscan constantemente colaboradores en los países a los que van. En África tocaron con un coro zulú, en Rusia con un percusionista, en Argentina con León Gieco... Llegaron hasta mí porque Quiero verte más, uno de los sencillos del disco, estaba de número uno en Chile. Hicieron una investigación rigurosa y me eligieron a mí entre dos o tres personas. Fue una investigación tipo CIA [risas], sabían todo de mi trabajo, mis afiliaciones políticas, mis causas sociales... ¡todo! Me llegó una invitación directa del staff de U2 la noche antes del concierto. Fue increíble, espectacular. Sobre Bono hay una opinión polarizada por lo que hace, pero como staff, como familia y como banda U2 tiene una preocupación genuina y real, muy generosa, por dejar una huella positiva por donde pasa. Me incluyeron de manera tan natural, con tanta espontaneidad y frescura...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA El escritor español novela en 'El don de la fiebre', publicada por Seix Barral, la vida del compositor francés Olivier Messiaen


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fábulas irónicas', de Juan Eduardo Zúñiga


ADEMÁS: Jorge E. Benavides: El infiernillo literario | La nostalgia según Pablo Aranda | Lecturas de verano: el arte es para todos


Enlaces recomendados: Premios Cine