29 de marzo de 2013
29.03.2013
Una sección diferente

Un año viviendo en el ´Paraíso Mutante´

Fabular la realidad, ilustrar la actualidad: la sección del periódico es un espejo deformado de las noticias que acaba devolviéndonos su reflejo más exacto y real

29.03.2013 | 05:00
Omar Janaan y José Gallardo, los habitantes del «Paraíso Mutante».

Hace doce meses La Opinión propuso un reto muy particular a un escritor y un dibujante de Málaga: comentar asuntos de actualidad, pero en un formato diferente, lejos de los convencionalismos del artículo de opinión. Hablamos con José Gallardo y Omar Janaan sobre los intríngulis de este singular espacio

En marzo del año pasado, La Opinión de Málaga, en su afán de contribuir a la cultura local, apostó por una sección muy particular que unía actualidad, literatura e ilustración, Paraíso Mutante. ¿La filosofía? Analizar e interpretar temas de actualidad desde la agudeza a través de relatos –muy en la línea de los articuentos de Juan José Millás, articulista de Prensa Ibérica, empresa editora de este periódico– acompañados por su correspondientes dibujos; dos visiones integradas para sobrevolar de otra manera, imaginativa y fabulada, una de las noticias de la semana. Le lanzamos el reto a dos creadores malagueños: José Gallardo, músico y escritor, y Omar Janaan, humorista gráfico e ilustrador. No se conocían, no se habían visto jamás, pero han terminado formando un tándem imprescindible para analizar el día a día de nuestra cultura. Para celebrar este primer aniversario hemos conversado vía Facebook –medio a través del cual se gestó y se desarrolló la idea– con los dos motores de esta realidad paralela.

¿Qué es un paraíso mutante?
Tenía razón Vicente Aleixandre cuando dijo que Málaga es la ciudad del paraíso. Pero mutante, añadiríamos nosotros. Nuestra urbe tiene rasgos muy particulares, mantiene unas tradiciones absolutamente enraizadas pero vive una efervescencia cultural, moderna y cosmopolita... Es una ciudad de contrastes, a veces hasta incoherente, siempre intransferible. «Málaga es un paraíso lleno de contrastes extraños: abierta al mar pero encerrada en sus tradiciones, con una vocación de modernidad en expansión pero siempre underground... Es la mutación entendida como contradicción, supongo», comenta Gallardo. Janaan agrega: «Málaga tiene una mezcla de pareceres y evolución que nunca te deja de sorprender. Es una realidad que termina haciéndose agradable». Zanja el escritor: «La gente aquí ha vivido deslumbrada durante décadas por el extranjero ocioso que viene a Málaga a pasarlo bien y tomar el sol. Podría pensarse que son gente que vive siempre así, pero sólo lo hace durante el tiempo que pasan en la Costa. Sin embargo, algo de eso ha calado en nuestro subconsciente: debemos divertirnos porque esa gente que viene de esos países tan avanzados están divirtiéndose y pegándose la vida padre. Es una idea del paraíso que efectivamente es muy mutante». Y remata el dibujante: «Málaga es una ciudad que está abierta al mundo pero que en muchas ocasiones también se cierra. El turismo es algo efímero en cuanto a calidad humana y quizá nos hemos dejado embriagar demasiado por ello. Es la principal virtud y hándicap a la vez».

La génesis del formato
Abundan en los periódicos los textos de opinión donde la postura del articulista es la del orador que expresa su opinión al lector. Paraíso Mutante se zafa de este esquema, de la tan manida figura del gurú situado en el púlpito del articulismo a la antigua usanza; aquí se trata de retratar la realidad a través de una historia con humor y socarronería. Hablamos de un espejo deformado que, al final, ofrece el reflejo más exacto de lo que realmente somos. La palabra la tiene el dibujante: «Soy un gran devorador de artículos de opinión, pero no me gusta el formato como tal (quizá ya demasiado manido o con unas pretensiones hoy día que le quedan muy anchas)». José Gallardo está de acuerdo: «Si La Opinión de Málaga me hubiera propuesto escribir un artículo de, eso, opinión, probablemente habría dicho que no. Pero esto que hacemos es realmente una oportunidad única».

Un reto semanal
¿Cuáles han sido y son las trabas a las que se enfrentan cada semana los creadores de Paraíso Mutante? «No creo en las trabas. Prefiero convertirlas en retos. El reto principal es enfrentarse a la hoja en blanco semana a semana. Me considero el Sherezade del siglo XXI. El ejercicio de creatividad que la sección me permite hacer cada semana es como ir al gimnasio: ¡Te mantiene en forma!». Argumenta Janaan: «Formamos un tándem no perfecto. Mi trabajo de ilustración está supeditado a la creación previa del articuento de José: tras leer el relato me enfrento al reto de crear una estampa que ilustre el texto. Pero, y a pesar de no conocernos hasta ahora, he conectado muy bien con ese tono de socarronería y humor de sus relatos. Creo que el lector se encuentra cómodo con esta fusión... Bueno, al menos no he recibido ninguna queja hasta ahora».

El uno y el otro
Les pedimos que hablen el uno del otro. Empieza José Gallardo: «Me fascina la capacidad que tiene Omar de sintetizar en una ilustración algo para lo que yo he necesitado más de 700 palabras; es un maestro del mensaje, con una gran capacidad de síntesis. Eso es lo que nos une a Omar y a mí, aunque más en mi faceta como escritor de canciones: el saber sintetizar. Y luego posee ese fascinante sentido del humor negro... Muchas de sus ilustraciones son de aspecto amable pero tremendamente oscuras en su mensaje. Es un estilo muy... Mutante, sí. Me fascina y me perturba a la vez».

Turno para Omar: «José plantea la opinión enfundada/enmascarada en un formato del que siempre he disfrutado, el cuento o relato corto. Una pequeña historieta, que esconde algo más en su interior (como todas las historietas, vaya). En ese sentido encaja muy bien con lo que me gusta: me encanta contar historias y que me las cuenten, y si son historias que se pueden exprimir más de una vez, que tienen muchas lecturas, como las suyas, más aún».

El balance de un año
Doce meses sin faltar a la cita con los lectores. Unos cincuenta articuentos ilustrados que quedarán en las hemerotecas para explicar cómo fue el pasado que hoy es puro presente. ¿El balance? «Completamente satisfactorio. Me ha permitido acceder a aspectos de mi capacidad como escritor que de otra manera habrían quedado sin explorar», responde José Gallardo. «Con el paso de los meses se ha configurado como una sección que rompe con muchas cosas. Quizás lo primero es que su formato es algo que no se prodiga mucho, y menos en un diario de información general. Las lecturas son muy diversas, existiendo una fusión perfecta entre el relato coyuntural y el atemporal. El humor que presenta es algo que lo convierte en imperecedero», explica Janaan.

Un mensaje a los lectores
Habla José Gallardo: «Sólo puedo decir a la gente que nos lee que les estoy muy agradecido. Pienso que leer Paraíso Mutante les puede resultar enriquecedor, como tomarse un analgésico para el espíritu; o, simplemente, puede resultar divertido... La verdad, para qué pedir más, en los tiempos que corren», nos dice José. Y Omar apostilla: «A los lectores no puedo más que agradecerles que semana tras semana nos permitan que nos sentemos un ratito a su lado para escuchar nuestras historietas. A los que aún no han tenido la oportunidad de enfrentarse al Paraíso, que no desaprovechen la oportunidad de toparse con una buena historia. Nunca se sabe lo que pueden encontrarse por ahí».

Más información en www.facebook.com/ParaisoMutante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

MO YAN Editorial Kailas publica 'Una carretera en obras', un relato que Mo Yan escribió en 1986 y que, junto a otras novelas como 'Sorgo Rojo' o 'Grandes pechos amplias caderas', encumbran a Moyan a la concesión del Nobel en 2012


Thomas Hardy, la visión del fatalismo | Sorderberg, el clamor y el fango | Ángeles y demonios de la dictadura de Videla | Guillermo Busutil reseña 'Mediocracia', de Alain Deneault | Harry Bosch, el héroe cotidiano