09 de junio de 2013
09.06.2013
Director de cine

"Tenemos que aceptar que la industria del cine, como el país, ya no va a ser la que era"

El cineasta Pablo Berger proyectó ayer su más reciente y multipremiado filme, 'Blancanieves', en el Museo Thyssen

09.06.2013 | 05:00
El director de Pablo Berger ayer en el Museo Thyssen de Málaga.

Los malagueños nos reencontramos con su Blancanieves unos meses después de triunfar en los Goya. ¿Ha saboreado ya el éxito?
No me ha dado tiempo de saborear mucho, pero tampoco puedes regodearte en los premios, porque son como una palmadita en la espalda que te dura muy poquito. Lo que sí es cierto es que la película se está estrenando en todo el mundo y estoy viajando muchísimo para presentarla: la semana que viene estrenamos en Brasil, luego México... Así que no he tenido tiempo de pensar en lo bien que me ha salido. De todas formas, mi mejor premio es que los espectadores se acerquen y me cuenten lo mucho que les ha gustado mi película.

Aquella gala de los Goya fue reivindicativa pero también la revelación de muchas caras jóvenes. ¿Está dando el cine español un paso adelante?
Sí, efectivamente fue una noche con muchas caras nuevas. Afortunadamente la industria cinematográfica está viva, hay nuevos actores, nuevos directores... Yo que me dedico al mundo académico veo una nueva generación de cortometrajistas increíble. Tenemos cine español para rato.

¿Se dedica al mundo académico porque es complicado vivir sólo de la dirección?
Es difícil por supuesto. Yo he tenido problemas para financiar mis películas, he tardado años en buscar el dinero para mis proyectos y así es muy complicado hacer cine. Pero, en mi caso, enseñar es por pasión, me encanta el mundo académico y las escuelas de cine.

Ha dicho en varias ocasiones que no quiere ser un director de culto. ¿Por qué?
Normalmente la palabra culto esta relacionada con las minorías; es algo que halaga porque suena muy bien, sí, pero no quiero que mi cine sea excluyente, quiero que mi cine guste tanto a un gafapasta como a una abuela que va con su nieto al cine. Blancanieves es una película abierta y creo que puede gustar al cinéfilo más exigente como aquel que jamás ha visto una película muda. Creo que la palabra comercial no tiene que ser negativa ni la palabra autor positiva; lo que hay que conseguir es hacer buenas películas.

En Málaga es usted un director familiar: rodó y presentó su primera película, Torremolinos 73, en el Festival de Cine Español, donde triunfó. ¿Como ve la evolución del certamen?
El Festival de Málaga es imprescindible dentro del panorama cinematográfico español. Es un certamen que ha ido creciendo y que es de referencia; en realidad, ya lo era cuando yo vine en el 2003. Para mí, Málaga fue el espaldarazo definitivo, fue el primer festival en el que se presentó Torremolinos 73 y nos llevamos cuatro galardones. La carrera comercial de la película estuvo influida por ese éxito, por lo que tengo mucho que agradecer a Málaga.

¿Habrá que esperar otros ochos años para ver una nueva película de Pablo Berger?
Espero que no, pero si viene otro proceso de producción que dure otros ocho años... Qué se le va hacer. Hay un refrán japones que dice: «Si tienes que esperar coge el camino más largo». Yo lo he hecho mío y me ha ido bien. Lo ideal para mí seria hacer una película cada tres años, pero la situación de la industria y del país es muy difícil.

Se refiere a la crisis, los recortes, las políticas de austeridad...
Por supuesto. Yo vivo de primera mano la crisis de nuestro sector, compañeros que están sin trabajo, se producen menos películas, hay menos espectadores... Lo que tenemos que hacer es mirar hacia delante, aprender de los errores y aceptar que la industria de cine está cambiando y que ya nunca va ser lo que era porque, de hecho, el país nunca va ser lo que era. Pero esta claro que son necesarias las políticas culturales y el Gobierno actual nos tiene huérfanos.

Blancanieves participa en el ciclo del Thyssen dedicado a julio Romero de Torres.¿ Se inspiro en su pintura?
La temática de Julio Romero de Torres siempre fue el sur, la mujer andaluza, el mundo taurino, el flamenco y hay una serie de cuadros de este artista que para mí han sido clave.

¿Podriamos decir que es un bilbaíno atrapado con el flamenco y Andalucía?
Atrapado por Andalucía sí, pero no soy flamenco ni taurino, aunque son culturas que respeto. Mis dos películas se desarrollan en Andalucía así que me veo obligado hacer una trilogía andalusí.

@pepalopezmlg

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA La autora canadiense cierra con 'Prestigio' su trilogía del diálogo como destilado de la vida
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'El rey recibe', de Eduardo Mendoza


ADEMÁS: Regresa el vencedor de los Nibelungos | La primera vez de Iris Murdoch | Kazumi Yumoto y los enigmas de la infancia | S.L.Grey: Un horror de vacaciones