01 de febrero de 2014
01.02.2014

Una llamativa aglomeración festivalera

Posiblemente, la Costa del Sol sea el lugar donde más festivales se han programado para este verano

01.02.2014 | 00:32

­La proliferación de festivales en Málaga en los últimos años bien merece un estudio. Hasta hace nada, los malagueños recibían con gran interés la programación de unas pocas citas veraniegas de música en directo, como el Terral, el Ojeando y el Fuengirola Pop Weekend. Pero poco a poco se han ido sumando nuevas convocatorias, hasta el punto de convertir a la Costa del Sol en el lugar donde, posiblemente, más festivales se han programado para este verano.

A los tres ya citados hay que sumar el Weekend Beach Festival, certamen que se celebrará los días 4 y 5 de julio en la playa del Poniente de Torre del Mar y que contará con nombres como Rosendo, Mago de Oz, John Digweed, Sfdk, Swan Fyahbwoy, Fuel Fandango, Canteca de Macao, Umek, Trashtucada, Gomad & Monster y La Musique D´Ordinateur. También habrá que tener en cuenta una posible segunda edición del SMS Festival, aunque no se celebraría en el mismo espacio –la explanada del CAC–, debido a las numerosas protestas vecinales que provocó su primera edición, y la nueva apuesta del Starlite Festival, convocatoria de carácter internacional que desde hace ya tres años ha centrado en Marbella gran parte del público de conciertos en verano.

Esta oferta de recitales, a la que ahora se ha sumado el 101 Sun Festival, rivaliza igualmente con otros ciclos, como las Serenatas de la Luna Joven o las Noches del Castillo Sohail, en los que también se programan relevantes citas, como la que protagonizará el exvocalista de Led Zeppelin, Robert Plant, en la plaza de La Malagueta el 27 de julio. La variedad y la cantidad en la oferta de conciertos beneficia al público. Ahora queda por saber si habrá el suficiente como para que sea rentable para los organizadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA La editorial Impedimenta comienza a publicar la que se considera la obra maestra del escritor rumano. La primera parte de su Cegador sienta las bases de una crónica que se advierte descomunal
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'La espalda de la violinista', de Teresa Gómez


ADEMÁS: Khaled Hosseini, súplica a la mar | Sherlock y toda su inmortalidad | El país donde florecen el limonero y el amor | Manuel Gutiérrez Aragón: cuarteto de bravas mujeres