18 de junio de 2015
18.06.2015
Ancestral y moderno

Los verdiales se hacen ´rave´ y se van al Sónar

Los platillos y las guitarras de las pandas convivirán con samplers y cajas de ritmo

18.06.2015 | 05:00
Niño de Elche, flanqueado por los hermanos Jiménez, en la calle Verdiales (Sevilla).

­Quizás precisamente por ser una música que suena a esencia, tierra y memoria, los verdiales son perfectamente adaptables a nuevos modos y tendencias. Bien lo saben los sevillanos Niño de Elche y Los Voluble, que con su proyecto RaVerdial conseguirán que el preflamenco que nació en los Montes de Málaga suene en la meca de la experimentación sonora y la vanguardia electrónica, el festival barcelonés Sónar. La cita, el 20 de junio, en SónarComplex.

El título del proyecto define a la perfección el objetivo: lograr el diálogo entre dos encuentros musicales que tienen en lo hipnótico, el trance y el baile sus elementos fundamentales, la rave –aquellas fiestas electrónicas ilegales que han terminado definiendo toda una cultura del entretenimiento– y el verdial. No hace demasiado que el gobierno francés reconoció a las raves como «una forma de expresión de la cultura juvenil», espacios y festividades que han estado perseguidas durante muchos años en la mayoría de los países europeos y que han formado parte del underground de las ciudades, mientras que las verdiales en su protohistoria lo eran en las zonas rurales, resumen los responsables de RaVerdial.

Por supuesto, en el concierto del Sónar habrá guitarra, caracolas, castañuelas, platillos y pandero, instrumentos habituales de las pandas de verdiales; pero, ahí está la gracia del asunto, se sumarán samplers, cámaras de vídeo, sirenas de barco, software para hacer visuales en directo, sintetizadores, generadores de ruido, cajas de ritmo... Como avanzan Niño de Elche y Los Voluble, «Underground Resistance, el hip hop o el footwork cruzan sus caminos con las verdiales, el sampling audiovisual y el compás». La intención de RaVerdial no es estrictamente musical; hay mucho de investigación y de política en el proyecto –que, al fin y al cabo, se basa en la ética y estética de las raves, fiestas enraizadas en el underground más profundo: You´ve gotta fight for your right to party, que rapearon Beastie Boys–. De hecho, Los Voluble llevan una década haciendo grabaciones de campo de la Semana Santa, la Feria de Sevilla y El Rocío, recontextualizando los sonidos que generan estas celebraciones para convertirse «en objeto de análisis, remezcla y por tanto de expresión de otras formas de hacer que dan como resultado experiencias audiovisuales».

El concierto de RaVerdial podrá seguirse en la web del Sónar el sábado a partir de las 17.00 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ENSAYO Península publica 'Por compasión', conmovedora radiografía del sistema judicial y penitenciario norteamericano, de este abogado promotor de la Iniciativa por la Igualdad por Justicia
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fantasmas de la ciudad', de Aitor Romero Ortega 


ADEMÁS: Amy Liptrot: las islas como salvación | Viaje en pareja al corazón de los suecos | Resistir para vivir: la guerra lejos del frente Díaz Cortez: Un descenso a la realidad


Enlaces recomendados: Premios Cine