19 de junio de 2015
19.06.2015
40 Años
40 Años
Iniciativa cultural

El microteatro convierte el Museo Ruso en un gran escenario

Esta propuesta se estrenará el próximo día 26 de junio a las 18.00 horas con entrada libre y gratuita

19.06.2015 | 18:11

La Colección del Museo Ruso de San Petersburgo se convertirá el próximo 26 de junio en un gran escenario gracias a 'Por nosotros', propuesta de Microteatro Málaga por la que cuatro piezas teatrales se representarán en la salas del centro.

Así, se ofrecerán tres pases de cada pieza de manera consecutiva para que el visitante tenga la oportunidad de disfrutar la propuesta en su totalidad. Subirá el telón a las 18.00 horas y la entrada es libre y gratuita, previa recogida de invitación en la recepción el día 26 desde la apertura del centro.

Cada pieza de 'Por nosotros' está ambientada en un tiempo histórico diferente: 'La Odisea. Si lo sé, no vuelvo', en la Antigüedad; 'El Conjuro', en el Siglo de Oro; 'El butanero', en los años 20; 'Mi amor te hará libre mi amor', en la actualidad. Pero aunque las épocas cambien, no lo hacen los problemas que afrontan los protagonistas: ya sea Ulises cuando por fin regresa a Ítaca, o una pareja que viaja desde el Siglo de Oro hasta el presente o una Anadrómaca desesperada por la tardanza de Héctor que tropieza con un butanero en medio de lo que parece una película muda.

Todas las piezas que Microteatro Málaga representará en el museo están marcadas por el humor, a veces tan negro como la realidad que satiriza, incluso la del tiempo contemporáneo, quizá la más cruda de las cuatro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ENSAYO Península publica 'Por compasión', conmovedora radiografía del sistema judicial y penitenciario norteamericano, de este abogado promotor de la Iniciativa por la Igualdad por Justicia
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fantasmas de la ciudad', de Aitor Romero Ortega 


ADEMÁS: Amy Liptrot: las islas como salvación | Viaje en pareja al corazón de los suecos | Resistir para vivir: la guerra lejos del frente Díaz Cortez: Un descenso a la realidad