28 de junio de 2017
28.06.2017
El regreso

Pablo Alborán se moja contra Maduro

El malagueño regresa poco a poco a la esfera pública tras "hibernar" casi dos años

28.06.2017 | 12:51
Pablo Alborán, en un recital

Es curiosa la evolución de las cuentas en las redes sociales del cantante y compositor Pablo Alborán. Todavía nos acordamos de aquel "Weeeeee" con que finalizaba casi cada cualquier tuit emocionado sobre su exitosa pero entonces aún incipiente carrera; ahora, años después, el malagueño también incluye hasta comentarios de índole política en las cuentas con las que se comunica con sus fans. "'Lo que no se pudo con los votos, lo haríamos con las armas'. Basta ya señor Maduro. Socorro para el pueblo que quiere libertad y democracia", acaba de publicar Alborán en su Twitter para referirse a la advertencia del presidente de Venezuela sobre lo que pasaría tras una hipotética "destrucción de la revolución bolivariana".

Como Juanes, Alejandro Sanz y Miguel Bosé, compañeros de profesión y amigos, el malagueño lleva meses mojándose contra el gobierno de Venezuela presidido por Maduro, pero ahora ha endurecido su mensaje. Quizás porque la situación sea mucho más delicada: llevamos semanas asistiendo a una ola de protestas a favor y en contra del Gobierno que se inició el pasado 1 de abril, algunas de las cuales se han tornado violentas y han dejado 76 muertos y más de mil heridos.

No es Venezuela la única causa hacia la que Alborán sienta especial empatía. Hace unas semanas, subió a su cuenta de Instagram una foto en la que se le podía ver customizando una silla: "Preparando algo especial para la ayuda al refugiado. Os lo cuento dentro de poco", escribía Pablo junto a la imagen. Después se supo de qué se trataba: el malagueño fue una de las 60 personalidades que customizó una silla con fines benéficos cara al 20 de junio, el Día Internacional del Refugiado.

 

Mi silla puede ser el refugio para los más necesitados: los refugiados. Cedo mi silla. Cede la tuya #TuSillaSuRefugio https://youtu.be/uXGLW2_9aMQ Gracias por la colaboración BNS rótulación y a Raíces con Arte por vuestro apoyo. Ceder el asiento a alguien es un gesto pequeño pero que puede significar mucho. Desde este martes —y coincidiendo con el Día Mundial del Refugiado— 60 personalidades del arte, el deporte, la cultura o el periodismo ceden simbólicamente su silla a quienes se han visto obligados a abandonar sus países por culpa de la guerra o la persecución. Lo hacen a través de la exposición (y, más adelante, una subasta) llamada Tu silla su refugio, organizada por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR) e impulsada por la actriz Inma Cuesta. La muestra, ubicada en CaixaForum Madrid, incluye más de medio centenar de sillas customizadas por famosos: las hay con alas, otras con pinchos, otras son de colores vibrantes, las hay que tienen un mensaje escrito... CEAR El eje central es algo tan cotidiano como una silla, pero que para ella representa "un lugar para alguien, un símbolo bonito". Se puso manos a la obra a enviar "cartas virtuales" para proponerle a distintas personalidades que tunearan una silla y logró contagiarles su entusiasmo. "La respuesta fue impresionante, ha tenido una dimensión enorme", asegura. En total han colaborado 60 personas, como los directores Pedro Almodóvar, Leticia Dolera y Salva Calvo; los actores Silvia Abascal, Paco y María León yNathalie Poza; el dramaturgo Miguel del Arco; los cantantes India Martínez, Alejandro Sanz, Pablo Alborán y Manuel Carrasco o las periodistas Sara Carbonero y Susana Guasch. Según Cuesta, "más allá de lo económico [se podrá pujar por las sillas www.tusillasurefugio.org y lo recaudado irá destinado a apoyar la labor de CEAR]"

Una publicación compartida de Pablo Alborán (@pabloalboran) el




Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

ENSAYO Península publica 'Por compasión', conmovedora radiografía del sistema judicial y penitenciario norteamericano, de este abogado promotor de la Iniciativa por la Igualdad por Justicia
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fantasmas de la ciudad', de Aitor Romero Ortega 


ADEMÁS: Amy Liptrot: las islas como salvación | Viaje en pareja al corazón de los suecos | Resistir para vivir: la guerra lejos del frente Díaz Cortez: Un descenso a la realidad