30 de junio de 2017
30.06.2017
Escultura

Totalán inaugurará el 15 de julio un monumento a Antonio Molina, obra de Jaime Pimentel

La escultura recuerda que los orígenes familiares del artista estaban en Totalán

30.06.2017 | 11:49
Jaime Pimentel, con una de sus obras.

El sábado, 15 de julio, Totalán inaugurará una escultura de bronce al cantante Antonio Molina, obra del conocido escultor malagueño Jaime Pimentel.

El artista ha explicado a La Opinión que la obra estará instalada en la plaza principal del pueblo y medirá 2,40 metros. Jaime Pimentel ha representado al cantante de pie, mirando al frente y con la mano derecha en el corazón, mientras que la izquierda, está "colgada, pero con la palma hacia el público, como diciendo que, finalmente, he vuelto a mis raíces", indica el escultor.

Jaime Pimentel recuerda que aunque Antonio Molina nació en Málaga capital, toda su familia era de Totalán. "Con la obra quiero dar un mensaje de optimismo y alegría, de volver a tu sitio. Antonio Molina no sale cantando o riendo, está un poco serio porque tiene ese mensaje", aclara.

Además, Pimentel señala que ha intentado representar al famoso cantante "en un término medio, ni muy joven ni muy mayor", por lo que ha llegado a rehacer la cabeza "cuatro o cinco veces".

La obra, realizada en una fundición de Madrid, se colocará un día antes, para darle "la última pátina a la cabeza y las manos". Además, tendrá como peana una antigua rueda de molino y estará acompañada, delante del monumento, por un atril de obra con una placa explicativa.

El veterano escultor malagueño ha informado también de que a la inauguración asistirá la viuda del artista.

Se trata de la última obra pública de Pimentel, después de la inauguración, el pasado mes de febrero, del grupo escultórico de la familia Gálvez en la Esplanada de la Estación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

MO YAN Editorial Kailas publica 'Una carretera en obras', un relato que Mo Yan escribió en 1986 y que, junto a otras novelas como 'Sorgo Rojo' o 'Grandes pechos amplias caderas', encumbran a Moyan a la concesión del Nobel en 2012


Thomas Hardy, la visión del fatalismo | Sorderberg, el clamor y el fango | Ángeles y demonios de la dictadura de Videla | Guillermo Busutil reseña 'Mediocracia', de Alain Deneault | Harry Bosch, el héroe cotidiano