02 de septiembre de 2017
02.09.2017
Arte

Las obras de Daniel Ponce, en la Sociedad Económica

Durante todo el mes de septiembre se expondrán 30 cuadros del pintor y muralista mexicano ofrecidos por la familia Utrera Ortega

02.09.2017 | 05:00
Francisco de la Torre junto a Jose María Ruiz Povedano y Gemma del Corral en la exposición.

Las salas de la Sociedad Económica de Amigos del País acogen desde ayer la exposición del pintor y muralista mexicano Daniel Ponce Montuy (1925-2005), 30 cuadros que constituyen una muestra de la pintura a caballete a través de la cuál se puede dar a conocer la estética y técnica del artista como pintor y que pertenecen en la actualidad a la familia Utrera Ortega. Estarán expuestos en la ciudad del 1 al 29 de septiembre.

Daniel Ponce, nacido en Tabasco, donde creció y vivió la mayor parte de su vida, fue y es uno de los pintores más representativos de México de la segunda mitad del siglo XX. Mientras pintaba a caballete, también desarrollaba su conocida pintura mural en los principales edificios gubernativos, legislativos y universitarios de la ciudad de México, Tabasco, Cárdenas o Villahermosa.

Como pintor y muralista fue muy creativo en cuanto a las temáticas. Las clases de historia de su profesor Pellicer y la tendencia postrevolucionaria que se vivía en México durante su juventud le influyeron profundamente, siendo un artista humanista y comprometido con sus ideas y con su tiempo. La espléndida factura de sus cuadros estuvo marcada por su gran dominio del dibujo, por su brillante colorido y por una exuberante composición de formas y personajes que ocupan todo el espacio del cuadro.

Con su pintura expresaba su concepción de la vida y su universo filosófico e histórico con una gran fuerza dramática, enraizada hondamente en los valores y significados de los primitivos pobladores prehispánicos.

Montuy utilizó este fuerte dramatismo para pintar con gran expresividad todo aquello que detestaba y constituía para él una constante obsesión que le conducía al sentimiento trágico de la vida y a la continuada recurrencia de la muerte. Su rebeldía e inconformismo marcaron su vida, y así se muestra en sus obras, en las que siempre trataba de denunciar la guerra, las armas, la codicia, la explotación de los hombres, las relaciones capitalistas o el consumo, algunas de las coordenadas humanas y estéticas que sirven para comprender las obras que se mostrarán estos días.

En la presentación de la muestra estuvieron presentes el alcalde, Francisco de la Torre, junto al presidente de la Sociedad Económica de Amigos del País, José María Ruiz Povedano, y la edil de Cultura, Gemma del Corral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ENSAYO Península publica 'Por compasión', conmovedora radiografía del sistema judicial y penitenciario norteamericano, de este abogado promotor de la Iniciativa por la Igualdad por Justicia
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fantasmas de la ciudad', de Aitor Romero Ortega 


ADEMÁS: Amy Liptrot: las islas como salvación | Viaje en pareja al corazón de los suecos | Resistir para vivir: la guerra lejos del frente Díaz Cortez: Un descenso a la realidad


Enlaces recomendados: Premios Cine