14 de diciembre de 2017
14.12.2017
Arte

El ciclo ´Arte y Salud´ convoca a más de mil personas en el Mupam

El proyecto de yoga, meditación y reflexión sobre arte agota las inscripciones en el Museo del Patrimonio

14.12.2017 | 14:03
El ciclo ´Arte y Salud´ convoca a más de mil personas en el Mupam

Más de un millar de personas han participado ya en el ciclo 'Arte y Salud Málaga' que la firma malagueña Maloestudio ha diseñado en el Museo del Patrimonio Municipal de Málaga, un proyecto cuyo objetivo ha sido aunaer la práctica de disciplinas orientales beneficiosas para la salud como el yoga y el 'mindfulness' (o meditación) con la contemplación y el estudio de obras de arte, en concreto las que integran la nueva exposición del Mupam, titulada 'Escenas: acción y representación'. Este singular programa ha agotado la totalidad de inscripciones (1.400) para las doce sesiones que se han repartido a lo largo de los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Más de la mitad de los participantes en esta experiencia pionera han completado dos cuestionarios durante el desarrollo de las sesiones, uno que se cumplimenta antes de la práctica y el segundo, que se les entrega tras la actividad. A los voluntarios se les invitaba a contemplar una obra concreta y a reflexionar sobre aspectos técnicos, artísticos y emocionales que les provoca la misma. Durante los primeros cinco minutos de la experiencia frente a la obra se les permitía valorarla sin ninguna idea preconcebida ni información alguna. A continuación, se adentraban en la práctica guiada de yoga o mindfulness, momento en que se les pedía que enfocasen la atención en la obra en concreto. Al término de la actividad se les entregaba de nuevo el cuestionario, con algunas preguntas añadidas, con el objetivo de medir el impacto que la práctica había tenido en la interacción con el arte.



A dos sesiones de que termine el ciclo, y pendientes del análisis global de los datos, los primeros cuestionarios arrojan sorprendentes resultados sobre la profundidad con que los usuarios son capaces de acercarse a la obra a través de la práctica de la meditación o el yoga. Aspectos que al principio pasan desapercibidos son tenidos en cuenta por el espectador tras centrar su atención en el cuadro gracias a la práctica guiada de estas disciplinas. Esta interacción permite también que el usuario valore la obra desde presupuestos psicológicos y emocionales propios, revelando detalles que no había tenido en cuenta con la mera visualización superficial. Si, tal como apuntó M. Duchamp, "el espectador hace el cuadro", esta experiencia ahonda en el sentido más profundo que el público es capaz de dotar al arte, el del propio yo. En una revisitada Teoría de la Recepción, el proyecto 'Arte y Salud Málaga' de Maloestudio· propone dar un paso más y contemplar la obra desde el yo consciente y emocional.

'Escenas: acción y representación' (de la Colección Los Bragales) ha sido la exposición elegida para esta pionera experiencia que se llevará a cabo hasta final de año en el Museo del Patrimonio Municipal de Málaga. La práctica de yoga y mindfulness en estas salas facilita de esta forma la educación de la mirada para la contemplación de las obras y ayudar a generar experiencias personales significativas a sus visitantes.

Para la actividad Maloestudio· ha diseñado un programa pedagógico a partir de una selección de varias obras de la Colección Los Bragales (colección privada de Jaime Sordo) de los más de 40 artistas que integran la exposición 'Escenas: acción y representación'. Más concretamente, se estudiarán las distintas representaciones de la vida cotidiana que artistas como Per Barclay, Fontcuberta, Vik Muniz o Erwin Olaf, entre otros, han creado mediante diferentes lenguajes del arte actual.

El proyecto 'Arte y Salud Málaga' de Maloestudio


El impacto que el consumo de cultura y arte tiene en los indicadores de salud y bienestar se ha sometido a numerosos estudios en universidades de todo el mundo, investigaciones que han arrojado resultados esclarecedores. Así, por ejemplo, en 2008 investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología buscaron determinar cuál era el impacto de la participación y el consumo de cultura en el estado de salud y la satisfacción con la vida en general de más de 50.700 adultos de entre 20 y 80 años. Concluyeron que existe un vínculo directo entre la cantidad de tiempo que un individuo dedica a participar (de forma activa o pasiva) en actividades culturales y su estado salud. Una relación que se acentúa en los hombres, según determinó el estudio. Es sólo uno de los estudios que se han desarrollado en este campo, en el que a pesar de no haber dado con los factores exactos que contribuyen a esta mejora, los científicos sí determinan que estas actividades ayudan al manejo del estrés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA Gay Talese perfila las vidas de los 'boomers' del Verrazano-Narrows mientras celebra un momento histórico de Nueva York


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Para morir iguales', de Rafael Reig


ADEMÁS: El porqué de lo perdido | Funerales en Occitania | Los mandamientos del blues | Juan M. Pereira: como un personaje de Verne


Enlaces recomendados: Premios Cine