15 de febrero de 2018
15.02.2018
Música

Karol G, la estrella en ciernes del reguetón, mostrará en la París 15 sus credenciales

La colombiana, cuyo primer sencillo ha sido visto en YouTube 70 millones de veces, quiere "romper esquemas" en un género aparejado al machismo

15.02.2018 | 05:00
Una imagen promocional de la cantante colombiana.

La productora Elegance, responsable de los conciertos de Daddy Yankee en nuestra ciudad, vuelve a traer a una figura de la música latina en su vertiente urban: Karol G. La cita, el 27 de febrero en la Sala París 15.

Para muchos la colombiana es aún una desconocida, pero los números la avalan: su primer sencillo, Amor de dos (con una de las luminarias auténticas del reguetón, Nicky Jam), acumula 70 millones de visualizaciones en YouTube; además, en este 2018 nada menos que Major Lazer, el trío de electrohouse y dancehall comandado por Diplo, ha contado con sus servicios para el bombazo En la Cara, y los productores del ya himno Despacito se pusieron tras la consola para su tema A Ella.

Carolina Giraldo quiere ser la mujer que acabe con las acusaciones de machismo y degradación de la mujer que suelen ir aparejadas a la música del dembow y al trap (otro de los géneros que maneja la colombiana). Ella reconoce que, de momento, la cosa le está costando: «Es supercomplicado ser mujer en el reguetón. Al principio nosotros pensamos que iba a ser más fácil, justamente por eso de que no había nadie. Sí ha sido difícil hacerle entender a la gente que las mujeres también podemos estar en este género y que podemos ocupar un lugar», aseguró en una reciente entrevista con Publinews. Ella ahí sigue, buscando ser la primera en, como dice, «romper los esquemas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ENSAYO Península publica 'Por compasión', conmovedora radiografía del sistema judicial y penitenciario norteamericano, de este abogado promotor de la Iniciativa por la Igualdad por Justicia
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fantasmas de la ciudad', de Aitor Romero Ortega 


ADEMÁS: Amy Liptrot: las islas como salvación | Viaje en pareja al corazón de los suecos | Resistir para vivir: la guerra lejos del frente Díaz Cortez: Un descenso a la realidad