06 de marzo de 2018
06.03.2018
Crítica

Un ´Così´ de equilibrios

Nuestro crítico de clásica analiza 'Così fan tutte', en la Temporada Lírica del Teatro Cervantes

06.03.2018 | 12:13
Un momento de la ópera

'Cosí fan tutte', de W.A.Mozart

Orquesta Filarmónica de Málaga (director, Manuel Hernández Silva)
Coro de Ópera de Málaga (director, Salvador Vázquez)
Curro Carreres, director de escena
Solistas: Berna Perles, Carol García, Pablo García López, Damián del Castillo, Enric Martínez-Castignani, Beatriz Díaz.
Teatro Cervantes

El segundo de los títulos de la temporada lírica del Teatro Cervantes recuperaba este pasado fin de semana una de las pocas producciones comandadas por el coliseo malagueño y revisada en algunos aspectos por la dirección escénica de Curro Carreres. Lleno en las dos únicas funciones programadas que vienen a reforzar la nueva dirección del teatro en su apuesta por montajes sostenibles de claro compromiso con los recursos humanos y artísticos más cercanos comenzando por la Filarmónica de Málaga y el protagonismo compartido con el Coro de Ópera.


Curro Carreres asumió la dirección escénica decididamente dinámica y génesis centrada en la fragilidad de las pasiones humanas analizadas por Bauman. Si esas ideas son las reflejadas en los cameos del comienzo y la conclusión de la ópera mejor hubiera sido dejar que el libreto de Da Ponte ejerciera su influencia sin la introducción de elementos obvios. Escasa repercusión también el nuevo diseño lumínico.

A pesar del escaso protagonismo del Coro de Ópera en este título mozartiano, el músico les reserva breves intervenciones que subrayan la tensión dramática unas, e invitan a la reflexión en otras. Sea en una u otra dirección hay que destacar el papel de Salvador Vázquez al frente del conjunto coral. Su selección vocal persigue solidez tanto en la emisión como el empaste que regaló momentos de absoluta convicción.

En el ensayo general se apreciaba notablemente el trabajo realizado por Manuel Hernández Silva al frente de la OFM. Dirección sólida volcada hacia los acentos y plegada a la excelencia del sexteto vocal ofreciendo un exquisito equilibrio entre la línea vocal y la musical, sin excesos. Este Mozart de la Filarmónica apetece carnal y lleno gracia con momentos enmarcables como la obertura o la arrolladora escena final de esta ópera bufa.

No son tantas las ocasiones en las que un elenco vocal resulta tan notable. En realidad estuvo cercano a lo irrepetible, tal vez la influencia de Hernández Silva sería decisiva, aunque también los ecos del pasado concurso lírico granadino. El dúo formado por la malagueña Perles y la barcelonesa García firmaron momentos sublimes gracias al prodigioso empaste de ambas cantantes. El contraste llegaría de la mano de Beatriz Díaz una Despina imborrable que junto a Martínez-Castignaní ejercieron papeles decisivos para el éxito de la producción. El elenco solista se completaba con la voces del barítono Damián del Castillo y Pablo García, tenor de notables cualidades tímbricas que lo hacían idóneo para el cristal de este título mozartiano. Mención aparte merece la aportación vocal de Damián del Castillo, en el que se aprecia la evolución del instrumento que maneja y que no defraudó a un público que lo considera como propio. Del Castillo volverá a subir a las tablas del Cervantes para el 'Rigoletto' que completa el cartel de esta temporada.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA El filósofo David Hume y Adam Smith mantuvieron, según lo define Rasmussen, la amistad más grande que se conoce entre dos filósofos


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Sentimentales', de Manuel Longares


ADEMÁS: El negocio de la guerra | ¿Quién era La espía de Franco? | Misterios con trenes, gimnasia y lechugas | Alfonso del Río: fotografía reveladora


Enlaces recomendados: Premios Cine