25 de mayo de 2018
25.05.2018
Crítica

Música por Eloubalir

Reseña del concierto benéfico de Manos Unidas en el Teatro Cervantes

25.05.2018 | 12:19

Concierto LIV Aniversario Manos Unidas.
Lugar:
Teatro Cervantes. Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga. Solista: Alba Chantar, soprano. Dirección: José Luis López Antón Programa: Obras de Rossini, Mendelssohn, Mozart, Puccini y Gounod.

Manos Unidas celebró el pasado miércoles su tradicional gala benéfica en colaboración con distintas administraciones públicas de la ciudad con el objeto de financiar varias infraestructuras educativo-sanitarias en un pequeño poblado al sur de Senegal. El concierto, sus protagonistas y el programa seleccionado para la ocasión despertaban la atención desde su anuncio, especialmente por dos nombres: la soprano malagueña Alba Chantar y la batuta del maestro López Antón al frente de la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga.

Que la OSPM ha ganado en músculo no es tanto obra de la providencia como del esfuerzo de los atriles que la forman; prueba de ello sería la obertura de 'La Italiana en Argel', que abrió el concierto; página que atesora desde su estructura sonata todo el color y originalidad del músico de Pesaro. López Antón compartiría protagonismo con las maderas del conjunto -especialmente flautas y oboes- dibujando los conocidos crescendo rossinianos con pulso firme y decidido hasta dibujar con su gesto la fuerza emocional que despierta Rossini.

Iniciada a comienzo de los años treinta del diecinueve en Roma, la opus 90 'Italiana' de Mendelssohn vería su estreno en Londres varios años después. Estructurada en cuatro movimientos, esta sinfonía romántica se caracteriza por la fuerza vital que la alienta desde el conocido allegro de apertura hasta el incisivo finale que la corona. Una de las claves de este trabajo sinfónico se ubica en la profundidad de la cuerda y la capacidad de diálogo con las maderas hasta llegar al bellísimo scherzo interpretado por la Sinfónica de la mano del maestro López gracias también al trabajo expuesto por las trompas. López Antón tampoco descuidó los contrastes tanto en los movimientos extremos acentuados y ágiles (galopante el cuarto aunque formalmente irreprochable) frente al corazón del andante y el tercer tiempo, ejercicios de gusto y sentido musical.

Aunque el concierto se desarrolló sin solución de continuidad, la segunda parte del programa estuvo protagonizada por la soprano malagueña Alba Chantar. Desde su concierto con la JOBA, el pasado diciembre, Chantar sigue evolucionando vocalmente, como prueban las cinco arias de Mozart, Puccini, Verdi y Gounod que bastaron para comprobar que la cantante lo tiene todo. Mozart apetecía puro cristal medido y equilibrado; Puccini, vigor e interpretación; con Verdi la soprano maneja el registro agudo a antojo y, por si fuera poco, su fiato en los pianos avanzan una carrera profesional cuyo horizonte más que opciones dibujan grandes puertas. Gounod y el aria de locura de 'Romeo y Julieta' 'Je vex vivre' cerraba oficialmente el concierto pero los aplausos obligaron a Chantar a regalar un bis ante un auditorio entregado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA La autora canadiense cierra con 'Prestigio' su trilogía del diálogo como destilado de la vida
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'El rey recibe', de Eduardo Mendoza


ADEMÁS: Regresa el vencedor de los Nibelungos | La primera vez de Iris Murdoch | Kazumi Yumoto y los enigmas de la infancia | S.L.Grey: Un horror de vacaciones