11 de junio de 2018
11.06.2018

Francés niega su participación en el caso Invader ante la justicia

El director del CAC Málaga declaró durante más de una hora en el Juzgado de Instrucción número 6 de la Ciudad de la Justicia

11.06.2018 | 15:24
Fernando Francés a la salida de los juzgados.

Sin comentarios. El director del CAC Málaga, Fernando Francés, no ha querido hablar con los periodistas desplazados a la Ciudad de la Justicia tras declarar durante cerca de una hora en el Juzgado de Instrucción número 6 en calidad de investigado por la instalación de los controvertidos mosaicos de Invader en edificios protegidos como Bien de Interés Cultural. El abogado de Francés, Fernando Taboada, sí se dirigió a los medios para trasladar que su cliente había negado los hechos de los que se les acusa y que confía que el procedimiento se quede en la vía administrativa y no llegue al ámbito penal. Francés está acusado de un delito contra el patrimonio artístico en colaboración el anónimo ceramista francés, al que, presuntamente, el gestor cultural invitó a Málaga para organizar una futura exposición (que finalmente no se ha realizado), momento que el creador aprovechó para colocar sus marcianitos y flamencas.

Los veintinueve mosaicos del artista urbano Invader aparecieron a finales de mayo de 2017 en distintas calles y varios edificios del centro de Málaga capital catalogados como BIC, entre los que se encuentra el Palacio Episcopal y el Palacio de Salinas (los propietarios de este último inmueble ya los han retirado).

El ministerio público entiende que los mosaicos fueron colocados sin consentimiento de los titulares de los edificios después de que presuntamente el artista fuera invitado y previo concierto con el director del CAC.

El juez también ha pedido a la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía que emita un informe sobre diversos aspectos, entre ellos, el coste de la restauración de los distintos edificios afectados.

El pasado jueves el instructor tomó declaración a los perjudicados, que pudieron aportar presupuesto o factura de daños y perjuicios.

El Obispado de Málaga hizo el pasado mayo un requerimiento formal al Ayuntamiento y la Consejería de Cultura de la Junta para la retirada del mosaico que había puesto el artista Invader en la fachada del Palacio Episcopal.

Esta institución aseguró que no había recibido ninguna notificación al respecto ni petición de permiso para ello por parte del artista y que la fachada del edificio, catalogado como BIC y protegido por la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, "no es un lugar apropiado para ello".

Posteriormente, en junio, la Delegación territorial de Cultura solicitó al Ayuntamiento de Málaga la retirada de quince de los veintinueve mosaicos al entender que "carecían de la autorización preceptiva de esta administración cultural, así como de la administración municipal" y la reposición de los paramentos afectados a su estado original. El Consistorio ordenó a los propietarios de los edificios afectados que retiraran ellos los mosaicos, al entender que ellos son los responsables de la conservación de los BIC; en caso contrario, las autoridades municipales los quitarían cobrando algo más de 6.000 euros por pieza.

Después de declarar, Fernando Francés acudió a la antigua Tabacalera al almuerzo de autoridades presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA La autora canadiense cierra con 'Prestigio' su trilogía del diálogo como destilado de la vida
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'El rey recibe', de Eduardo Mendoza


ADEMÁS: Regresa el vencedor de los Nibelungos | La primera vez de Iris Murdoch | Kazumi Yumoto y los enigmas de la infancia | S.L.Grey: Un horror de vacaciones