30 de junio de 2018
30.06.2018
Contendor Cultural

La revolución de la cultura universitaria

El espacio creado por la UMA hace dos años está construido a base de unos containers de mercancía reciclados y habilitados para fin cultural

30.06.2018 | 21:53
El poeta y mitad de Glitch Gyals, Alejandro Robles, en mitad de su actuación.

El Contenedor Cultural cerró su temporada con una actividad dirigida al colectivo LGTB

  •  Con objetivo visibilizar la diversidad, el Contenedor celebró a principios de junio esta actividad que contó con conferencias, talleres, y conciertos de Putochinomaricon, Hidrogenesse y La Prohibida, que además impartió el taller «Mama quiero ser Drag Queen».

Este centro, dirigido por Tecla Lumbreras, es un espacio de los estudiantes y para los estudiantes, donde además de espectadores pueden ser organizadores y protagonistas - El Contenedor contiene música, artes escénicas, danza, cine, talleres y exposiciones - Más de 5.000 asistentes han participado en sus actividades

La juventud es la heredera de la cultura de toda la humanidad. Esta permisa quizás fue una de las bases de los cimientos del proyecto de la Universidad de Málaga, el Contenedor Cultural. Hace dos años Tecla Lumbreras, al frente del Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la UMA, vio en unos contenedores en desuso una oportunidad única para dar un nuevo espacio al campus de Teatinos. En la avenida Louis Pasteur, al lado de la facultad de Ciencias de la Educación, se esta gestando desde mayo de 2016 un escenario único para la cultura más transgresora e innovadora. Un espacio de libre creación y oferta cultural donde el estudiante puede participar o simplemente disfrutar de todas las artes.

El Contenedor Cultural nació con un objetivo claro: por y para los estudiantes. «Cuando descubrí aquellos containers vi una oportunidad para hacer cosas donde los estudiantes fueran los protagonistas. Decidí poner aquello en marcha, donde los universitarios tuvieran un espacio más alternativo, donde la cultura para ellos fuera una diversión y que estuviera totalmente a su alcance. Queríamos también que fuera un lugar de encuentro», señala Lumbreras.

Una sala para talleres, una sala de espejo, un salón de actos y un jardín que nada más llega el buen tiempo se llena de actividades. Y con esta barbaridad de espacio cultural, Tecla se rodeó de un gran equipo que desde el primer año ha copado los contenedores de cine, música, teatro, danza y conferencias.

A su lado ha remado la actriz Alessandra García, la programadora de el Contendor Cultural. En su primer año organizó más de 100 actividades, algunas tan originales como un concurso de poetas contra raperos, un taller de tuppers y representaciones teatrales y hip hop en la calle.

Los martes el día del cine, los miércoles tienen artes escénicas y los jueves música de todos los estilos y formas. «Ha sido un reto maravilloso», dice Alessandra. Por el jardín y su salón de actos han pasado grupos como J J Sprondel, Break the Scense o Three Broken Tapes. Como bien dice Tecla Lumbreras, todo se ha ido gestando pasito a pasito. «Si en la primera temporada el reto era darnos a conocer, en esta segunda temporada que acaba de concluir era llegar a más gente, y lo hemos conseguido los visitantes se han duplicado», asevera la programadora de el Contenedor. La clave del éxito no ha sido otra: Tecla Lumbreras y su equipo han trabajado codo con codo con sus estudiantes, indagando y tomando nota de sus inquietudes y gustos culturales.

En este curso el Contenedor ha organizado más de 100 actividades culturales, casi 20 estrenos y más de 80 artistas, incluyendo danza, poesía, breakdance, monólogos, teatro fantástico, fiestas temáticas, rock, electrónica... Y han pasado de los 2.404 participantes en su primer año a 5.048 personas censadas en esta edición, sin contar con el público que ha acudido a los ciclos gratuitos.

El Contenedor Cultural ha dado vida a un espacio que ya no pasa inadvertido para ningún integrante de la Universidad de Málaga, donde hay cabida para cualquier manifestación artística. El próximo reto es hacerlo participe también a los vecinos de Teatinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA El escritor español novela en 'El don de la fiebre', publicada por Seix Barral, la vida del compositor francés Olivier Messiaen


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fábulas irónicas', de Juan Eduardo Zúñiga


ADEMÁS: Jorge E. Benavides: El infiernillo literario | La nostalgia según Pablo Aranda | Lecturas de verano: el arte es para todos


Enlaces recomendados: Premios Cine