12 de julio de 2018
12.07.2018
Estudio

El rock y el heavy son buenos para el cerebro

Varios estudios demuestran que estos estilos musicales aportan beneficios a la salud mental

12.07.2018 | 18:26

La música rock, punk o heavy metal siempre se han asociado a un estilo de vida poco saludable que puede causar efectos nocivos en el cerebro. Pero los estereotipos que tenemos hacia estos estilos musicales están lejos de la realidad y así lo han demostrado varios estudios al respecto. La Universidad de Warwick de Reino Unido, el Hampden-Sídney Collage de Virginia o la Universidad de Arizona han probado mediante diferentes investigaciones que los sonidos del rock aportan unos cuantos beneficios a nuestro cerebro.

En la siguiente lista hacemos un repaso de los beneficios que puede aportar una canción metalera o un buen rock&roll a tu salud física y mental:

Un remedio contra el estrés
La Universidad de Warwick demostró que los oyentes de música rock o heavy tienden a poseer mayor capacidad de abstracción, liberan tensiones y pueden relajarse más fácilmente.


Te hace feliz
La Universidad de Arizona reveló que los 'heavies' poseen mayores niveles de felicidad y calma que los otros grupos y que son menos propensos a tener algún remordimiento.

Libera tu ira
Otros estudios también han revelado que escuchar este tipo de música ayuda a procesar la rabia y el odio.

Aumenta tu rendimiento físico
En un estudio del Hampden-Sidney College (Virginia) demostraron que un grupo de hombres pedaleaban un 11% más rápido escuchando música rock

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oscars 2019

Premios Oscar

Consulta los nominados y ganadores de los Oscar 2019 y sigue en directo la Gala y la alfombra roja de los premios de la Academia de Hollywood.

NOVELA La Fundación José Antonio de Castro publica la novela 'Historia del Huérfano', del agustino malagueño Martín de León, quien firmó con el seudónimo de Andrés de León


El turbio y negro aroma del comisario Polo | La mirada lúcida | Un viaje por los caminos del rock | Otros cuentos de Fernando Pessoa | No hay lugar que me reconforte