08 de septiembre de 2018
08.09.2018
La Opinión de Málaga
Museos

La fantasía de Gómez Losada se apropia del CAC

El artista cordobés expone en el centro de calle Alemania una veintena de lienzos de distintos tamaños que reflejan su trabajo más reciente

08.09.2018 | 05:00
Miguel Gómez Losada, posa junto a una de sus obras ayer en el CAC.

El Centro municipal de Arte Contemporáneo (CAC) acoge hasta el 25 de noviembre Romanza, la primera exposición en un museo de Miguel Gómez Losada, un artista de la galería Yusto y Giner que reúne ahora en el centro de calle Alemania una veintena de pinturas que muestran su obra más reciente, donde la ficción artística es la auténtica realidad, un ejercicio de evocación y memoria.

«Esta exposición responde a la idea de una fantasía y algo que me motiva es el antiacademicismo de la fantasía, de la ensoñación, ya que desde las academias o universidades se suele entender que la fantasía no tiene rigor y no se puede aprehender, es algo etéreo que no se puede abarcar», explica Gómez Losada.

El artista define su pintura «como un ritual del paso del tiempo, y por tanto una celebración de la vida; lo mejor de una obra es no saber qué está pasando».

Miguel Gómez Losada (Córdoba, 1967) realiza una pintura de época con predilección por lo rural y por los personajes intimistas, absortos en su silencio. Es aquí donde la mujer cobra interés pictórico, debido a que posee un perfil más interesante.

Ese folk íntimo en femenino encarna mejor el ideal de romanticismo. Pinta historias íntimas protagonizadas por mujeres solas, o pensativas, absortas en el paisaje, en modo esperanza o nostalgia, dos comportamientos que coinciden en la lejanía, pero también encarnan lo ideal, lo soñado, el porvenir; cuestiones del romanticismo clásico que se alejan del amor.

La muestra que expone en el CAC Málaga está concebida como una forma de estar y sentir el mundo, no como un mensaje. Compuesta por dieciocho lienzos en su mayoría de gran formato, reúne pinturas de época con una clara predilección por lo pastoral y por los personajes abstraídos, intimistas y silenciosos, que conforman el peculiar mundo de Gómez Losada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook