15 de septiembre de 2018
15.09.2018
ÚLTIMA HORA
El PSOE se consolida como primera fuerza y el PP de Casado supera a Cs, según el CIS
Cómic | Marvel Gold

La mutación de los héroes mutantes

En 1975, cinco años después de haber sido cancelada, la serie de los X-Men regresó con una fuerza inusitada

15.09.2018 | 05:00
La segunda generación de mutantes logró conquistar al gran público a través de unas tramas profundamente dramáticas y repletas de imaginación.

Un nuevo grupo de hijos del átomo sustituyó al equipo original para convertirse, sobre todo gracias al trabajo de Chris Claremont y John Bryne, en el título más valorado de Marvel. Los dos primeros omnigold de Panini dedicados a esta época recogen aquellas revolucionarias y fundamentales aventuras. Las aventuras de Lobezno, Tormenta, Rondador Nocturno y compañía marcaron época por su complejidad y dramatismo

Lo crean o no, los X-Men no han estado siempre entre los héroes más famosos del planeta. Ni mucho menos. De hecho, su lanzamiento a mediados de los sesenta no logró atrapar al público de manera significativa. El equipo de mutantes creado por Stan Lee y Jack Kirby fue uno de los títulos menos rentables de aquella época y su publicación se suspendió a partir de The X-Men #66 (1970). ¿Pero qué ocurrió entonces para que a día de hoy los alumnos del profesor Charles Xavier sean los reyes de los cómics y las pantallas de cine? La respuesta a esta pregunta se encuentra en la segunda génesis de estos personajes. Un renacer que marcó una época y que dio paso a la generación de Hombres X que revolucionaría el universo del noveno arte.

Como ya hemos señalado, tras The X-Men #66 (1970) las aventuras de los alumnos del Profesor Xavier dejaron de publicarse y la colección pasó al cajón de las reediciones. En 1972, con Roy Thomas al frente de la editorial, la idea de recuperar a los hijos del átomo comenzó a ocupar un notable espacio sobre su mesa. Hasta que en agosto de 1975, un Gigant-Size de 68 páginas obró el renacer de los mutantes. Len Wein y Dave Cockrum firman este magnífico regreso en el que el Charles Xavier recluta a un nuevo equipo de mutantes procedente de distintas partes del planeta –Rondador Nocturno (Alemania), Lobezno (Canadá), Banshee (Irlanda), Tormenta (Kenia), Fuego Solar (Japón), Coloso (Siberia) y Ave de Trueno (Arizona)– y cuya primera misión fue rescatar, junto a Cíclope, al equipo original (El Ángel, el Hombre de Hielo, la Chica Maravillosa, Lorna Dane y Kaos), atrapado en la isla Krakoa.

Esta historia marcaría el inicio de la segunda génesis de los X-Men y la radical transformación que vendría después, una vez que Chris Claremont y John Bryne tomaran las riendas de la colección. Entre tanto, la reunión de los nuevos y antiguos X-Men se disolvió con la marcha de los antiguos integrantes de la escuela de Westchester. Como nexo entre lo nuevo y lo viejo, Cíclope decide quedarse para liderar al nuevo equipo, que pronto sufriría la marcha de Fuego Solar y la baja de Ave de Trueno, una muerte en combate que servirá de adelanto al tono y complejidad de las historias que estaban por venir. El público acogió con entusiasmo a los nuevos personajes y la profundidad con la que se perfilaron las personalidades de cada uno de ellos. También destaca en estos primeros números, que se compilan en el imprescindible omnigold La Imposible Patrulla X. Segunda Génesis, el regreso de Jean Grey, quien se convertirá en una pieza fundamental, transformada en Fénix, del rotundo éxito de los nuevos Hombres X. Además del Gigant-Size inicial, el volumen de 600 páginas, uno de los superventas –y con razón– de la editorial Panini, recoge la continuación de la publicación desde The X-Men #94 al #121. A mediados de 1978, la periodicidad bimensual de las aventuras del nuevo equipo mutante pasó a ser mensual dada su enorme aceptación, y su ascenso continuó imparable hasta convertirlo a comienzos de los ochenta en la colección más rentable de Marvel, llegando incluso a superar en ventas al mismísimo Spiderman.

El nuevo fenómeno X-Men comenzaba así su triunfal camino hacia las estrellas. Una travesía imprescindible para entender la historia y la evolución del mundo del cómic que tendría su máximo punto de inflexión con las dos magníficas sagas que forman parte del omnigold La imposible Patrulla X. Días de futuro pasado, la segunda entrega de esta gloriosa etapa. Hablamos, claro está, del arco argumental de Fénix Oscura y de la genial distopía que da nombre al volumen.

En pleno estado de gracia, el tándem Claremont-Bryne elevó a categoría de obra maestra las aventuras de los hijos del átomo a través de unas tramas profundamente dramáticas y repletas de imaginación, con enfrentamientos y conflictos –internos y externos– protagonizados por unos personajes capaces de traspasar, como nunca antes, los límites de las viñetas y hacer partícipes a los lectores de todo lo que les acontece. Este segundo volumen, que compila desde The X-Men #122 a The Uncanny X-Men #143, además de los anuales The X-Men 3 (1979) y 4 (1980), entre otras publicaciones, ofrece los impagables Archivos de Fénix, en los que los propios autores ofrecen sus impresiones respecto al proceso creativo que condujo al universo mutante a su máximo esplendor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ENSAYO Península publica 'Por compasión', conmovedora radiografía del sistema judicial y penitenciario norteamericano, de este abogado promotor de la Iniciativa por la Igualdad por Justicia
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fantasmas de la ciudad', de Aitor Romero Ortega 


ADEMÁS: Amy Liptrot: las islas como salvación | Viaje en pareja al corazón de los suecos | Resistir para vivir: la guerra lejos del frente Díaz Cortez: Un descenso a la realidad