16 de septiembre de 2018
16.09.2018
Música

Primer Oh, See! , primer éxito

El Auditorio acogió ayer la primera edición del Oh, See! Festival, cita que colgó el cartel de 'todo vendido' y que brilló por una organización impecable

16.09.2018 | 00:09
Imagen del gran ambiente registrado en el Oh See! Festival durante la actuación de Iván Ferreiro.

La lluvia, que apareció durante la actuación de Los Planetas, dio tregua al resto de los artistas del cartel

La música indie pudo despegar ayer en Málaga. Y con sold out. A pesar de las malas previsiones meteorológicas, la lluvia dio poca guerra al Oh See! Festival y los cerca de 7.000 asistentes pudieron disfrutar de una jornada musical de más de doce horas. Sólo durante la actuación de Los Planetas hubo que sacar el paraguas. El certamen, organizado por la empresa granadina Sally Ride Producciones, transformó el Auditorio Municipal en un espacio donde el rock, el indie y el pop fueron los grandes protagonistas.

Con una organización impecable, a las 14.00 horas de la tarde arrancaba el primer Oh See! con la actuación del grupo Nixon, los encargados de inaugurar el escenario principal ante un público un poco más joven de lo que se pudo ver según iba avanzando la jornada. Sin ningún imprevisto y tras la actuación Amatria y Carlos Sadness el Auditorio se fue llenando de familias y de amantes del indie. Los niños, con cascos muy llamativos para disipar los decibelios, correteaban por las gradas y por los espacios del recinto. «Vengo con mis hijos de seis y cuatro años, a ellos le gusta también este tipo de música porque es la que escuchan desde que eran pequeños, la verdad es que esta genial organizado y hay muy buen ambiente. Con eventos así los padres no tenemos porque renunciar a venir a los conciertos de nuestros artistas favoritos», aseguraba Amelia Duarte, una malagueña que como muchos más asistieron con toda su familia a la cita.

La organización a la que no se le escapó ni un detalle, pensó en todos: se instalaron unas carpas en la zona Oh Kids donde los niños estaban atendidos por monitoras mientras que sus padres disfrutaban de los conciertos. Una zona para comer y beber, photocall y zona de merchandasing.

Uno de los momentos álgidos de la tarde fue cuando Coque Malla, de negro riguroso, apareció en el escenario. El madrileño entonó algunos de sus míticos temas como Berlín o No puedo estar sin ti. Una gran ovación lo recibió y el público no dejó de bailar durante los cincuenta minutos de su actuación, que estuvo acompañada por un sol de justicia. «Casi me da una lipotimia», dijo el cantante al finalizar su pase. El indie continuó despejando en Málaga las nubes. La Casa Azul e Iván Ferreiro cerraron una tarde de diez y al caer la noche llegaron Los Planetas –con lluvia incluida–, Sidonie y Elyella. «Ya era hora que en Málaga se celebrara un festival así, somos muchos los consumidores de este estilo de música», señaló Jairo Murante, un profesor de música malagueño.

Ayer Málaga se dejó querer por la música independiente y la primera edición del Oh See! Festival cerró el verano festivalero por todo lo alto. Esperando ya la próxima edición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ENSAYO Península publica 'Por compasión', conmovedora radiografía del sistema judicial y penitenciario norteamericano, de este abogado promotor de la Iniciativa por la Igualdad por Justicia
 

El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Fantasmas de la ciudad', de Aitor Romero Ortega 


ADEMÁS: Amy Liptrot: las islas como salvación | Viaje en pareja al corazón de los suecos | Resistir para vivir: la guerra lejos del frente Díaz Cortez: Un descenso a la realidad