30 de septiembre de 2018
30.09.2018
Danza

De Málaga a los escenarios del Teatro Bolshói

Constancia, trabajo y pasión son los ingredientes que han hecho que Irene Estévez haya conseguido una plaza en la antigua escuela de Moscú

30.09.2018 | 05:00
De Málaga a los escenarios del Teatro Bolshói
Irene, junto a su profesora Valentina Letova.

La falta de instituciones que apuesten por el ballet en España hace que cada año más jóvenes abandonen el país para luchar por sus sueños. Ahora Irene se prepara para dar el salto que determinará su futuro dentro de la danza clásica

Es noticia en toda la provincia y no es para menos. Irene Estévez ha conseguido lo que muchos aspirantes a bailarines de danza clásica desean: entrar en la prestigiosa Escuela de Ballet del Teatro Bolshói en Moscú.

Irene es consciente de que le toca volar fuera de casa para poder construir un futuro dentro del mundo de la danza y crecer como bailarina de ballet. A pesar de haberse formado desde pequeña en el conservatorio profesional, la joven lamenta las dificultades que supone encontrar un hueco en el mundo de la danza profesional en España e incluso recibir ayuda por parte de instituciones que apuesten por el ballet. Por este motivo, miles de jóvenes como Irene deciden marcharse al extranjero en busca de oportunidades.

«Todos los bailarines españoles con los que he coincidido pensamos lo mismo: ni en España ni en Andalucía se valora la danza clásica del mismo modo que por ejemplo el flamenco. Además esto influye en el hecho de que no tengamos compañías internacionales de ballet como sí tienen la mayoría de países. No se apuesta por este baile. Tenemos muchos teatros y bailarines increíbles en España pero si no tenemos una compañía determinada... Ahora mismo solo está la Nacional de Danza y la compañía de Víctor Ullate, la más reconocida en España», explica Irene.

Valentina Letova, profesora de Irene en la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (Esaem) ha sido bailarina toda su vida. Originaria de Rusia, empezó a bailar danza clásica a los diez años y consiguió mantenerse en los escenarios de los teatros internacionales hasta los 50. Cuando decidió retirarse, comenzó a impartir clases a jóvenes que como ella en su día querían dedicarse al mundo del ballet.

Para Letova, el triunfo de Irene es el suyo propio. Con sus propios ojos ha visto a cientos de chicos que han intentado abrirse un hueco y dedicarse de manera profesional a la danza pero por falta de apoyo no lo han conseguido. «Irene tiene pasión, disciplina y trabaja duro. Ser bailarina es muy sacrificado y no es para cualquiera, y muchas jóvenes promesas lo acaban dejando de lado por falta de apoyo institucional. No es que haya poca gente a la que le guste el ballet, la cuestión es que hay pocos sitios dentro de España donde desarrollar su talento y conocimiento sobre este arte».

Orgullosa de su alumna, la profesora reconoce que jamás pensó que la aceptarían en una escuela como Bolshói. «No esperaba que la fuesen a seleccionar porque el nivel en Rusia es muy alto. Allí comienzan a preparase desde muy jóvenes pero aposté por Irene porque veía que la niña quería todo. Trabajaba y mejoraba, trabajaba más y mejoraba más. Su sueño es ser bailarina y me da mucha pena porque aquí por mucho que la queramos y la cuidemos no hay salidas. Su camino debe de seguir fuera», indica la ex bailarina.

Por su parte, la directora de la Esaem, Marisa Zafra, confiesa que tanto la escuela como la propia Irene «han tocado el cielo» con esta noticia, ya que no es fácil entrar en la institución rusa. «Estamos muy orgullosos porque es una chica muy exigente y trabajadora. Desde la Esaem estamos haciendo un esfuerzo para intentar ayudarle con todo, por eso este primer año hemos decidido becarle, pero aun así no es suficiente. Ojalá los organismo culturales reaccionen ante esta noticia y apuesten por su talento».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Globos de Oro 2019

Globos de Oro 2019

Conoce los nominados a los globos de Oro, las imágenes de la alfombra roja en directo y novedades de la gala

 

DIARIO En un magnífico y sencillo trabajo, Ediciones Encuentros publica 'Diario de Oración', de Flannery O'Connor, inédito en España, sin duda su libro más explícitamente católico


Joaquín Berges: fantasmas del Somme | Antonio Manuel: el nombre exacto de las cosas | Purificación García Díaz: Voces femeninas en segundo plano | Care Santos: reina en ruina | Luce D'eramo: memorias de una joven fascista