19 de octubre de 2018
19.10.2018
La Opinión de Málaga
Cultura

El expresionismo de Pepe España llega al Museum Jorge Rando

El museo inaugura con su exposición un ciclo para visibilizar artistas malagueños que han quedado en el olvido

19.10.2018 | 14:15
El expresionismo de Pepe España llega al Museum Jorge Rando

El Museum Jorge Rando presenta el ciclo Pintores malagueños olvidados, una propuesta conformada por diversas exposiciones cuyo fin es rescatar a aquellos artistas de la provincia que por diferentes factores han quedado en el olvido y la omisión.

Este ciclo lo ha inaugurado la exposición Expresión y color con la vertical al espacio del pintor malacitano José Luis Jiménez España, más conocido en el mundo del arte como Pepe España. El acto de presentación ha contado con la presencia de la directora del museo, Vanesa Díez; el presidente de la Fundación Pepe España, Andreas Röthlisberger; y con la inesperada ausencia del pintor Jorge Rando por un imprevisto de última hora.

"El arte ha sido creado para la mirada y para el juicio de otros, para que las voces propias no se silencien porque a veces el arte queda subyugado por el olvido" ha señalado Vanesa Díez en la presentación del ciclo. Asimismo, haciendo referencia a pintores varados en la omisión, como Pepe España, ha destacado el compromiso institucional del Museum Jorge Rando de recuperar esos artistas cuyas obras han sido creada para ser públicas y, finalmente, han terminado siendo condenadas al olvido.

La sala 1 del museo alberga  esta colección de obras caracterizadas por un expresionismo estético que hace conectar con grandes referentes de la pintura como Zóbel o Saura, artistas contemporáneos a Jorge Rando cuya labor principal era delimitar la evolución de la pintura de nuestro país a través del motor de contacto y difusión que supuso para el arte abstracto y las poéticas informalistas el famoso Museo de Arte Abstracto Español. Una muestra compuesta por 23 obras entre óleos y dibujos bajo el nombre Expresión y color con la vertical al espacio que manifiesta el desarrollo artístico de un autor perteneciente a la Generación del 50, el cual tuvo una trayectoria artística multidisciplinar tanto en estilos como en técnicas que reflexionan sobre la sensibilidad y la dimensión de la pintura contemporánea.

Díez, a su vez, ha destacado en la obra artística de Pepe España la excelencia que tiene en el dominio del dibujo: "Composiciones de líneas vibrantes llenas de movimiento que nos descubre el potencial artístico que, además, se convierten en metáfora de lo que posteriormente ha sido su evolución artística dirigida hacia una noción expresionista de intuición, de espontaneidad y de exploración del inconsciente que siempre va a primar sobre la razón y los convencionalismo".

Antes de dar el turno de palabra a Andreas Röthlisberger, la directora del museo ha querido destacar la independencia del artista : "Nunca se quiso adscribir a ningún grupo con la finalidad de mantener intacta su deslealtad creativa sin injerencias".

De origen suizo, el presidente de la Fundación Pepe España ha iniciado su discurso remontándose al verano de 2005 cuando Pepe España, junto a él y su mujer, creó su propia fundación con el fin de que una gran parte de la obra del artista se conservase en el futuro. Se ha trasladado todavía más al pasado, exactamente a 1971, para explicar como surgió la amistad entre ambos mientras Andreas se encontraba de vacaciones en Cuenca. Desde entonces, ha sido quien ha organizado casi todas sus exposiciones, vendido obras e incluso ha publicado 5 libros sobre él y su obra.

"Un artista que nunca sabía venderse por ser tan modesto pero que al mismo tiempo estaba consciente y seguro de lo que hacía como arte, vivía para él" ha firmado Röthlisberger afirmando lo expuesto anteriormente por Vanesa Díez. Ha destacado el vínculo que mantenía con Málaga, que aunque viviese fuera siempre que podía volvía a sus orígenes en épocas vacacionales. Para finalizar, ha recalcado la gran pasión que imponía en su obra destacando que a pesar de ir perdiendo progresivamente la vista siguió pintando hasta perderla en casi su totalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook