25 de octubre de 2018
25.10.2018
La Opinión de Málaga
Teatro

La mujer es la protagonista en el nuevo ciclo de Culturamas

Dramaturgas A Escena se compondrá de cuatro obras y charlas a propósito del trabajo de Denise Despeyroux, Lola Blasco, María Velasco y Luz Arcas

25.10.2018 | 05:00
Denise Despeyroux.

La mujer es la protagonista en el nuevo ciclo de Culturama Dramaturgas actuales a escena, que presenta a cuatro autoras cuyo teatro escrito y realizado por mujeres aporta nuevas formas de entender la vida. Cada viernes de noviembre tendrá lugar una charla con estas creadoras en el centro cultural María Victoria Atencia de Málaga. Así lo dio a conocer ayer el diputado de Cultura, Víctor González, junto a Juan Manuel Hurtado, coordinador del ciclo, en la presentación de estas nuevas jornadas protagonizadas por las directoras Denise Dsepeyroux, Lola Blasco, María Velasco y Luz Arcas, mujeres que tienen una alta formación y conocimiento interno de su oficio y que proyectan en sus espectáculos nuevos lenguajes poéticos, siempre bajo el prisma de la perspectiva femenina. El formato de la actividad consistirá en una charla coloquio en la que cada día una autora debatirá con mujeres especialistas en la gestión cultural como la técnica de cultura en la Diputación de Málaga, Esther Monleón; la programadora del Málaga de Festival (MAF), Cristina Consuegra; la directora, dramaturga e investigadora Belén Santa Olalla y una cuarta experta vinculada al mundo del teatro que se confirmará próximamente.

Cada viernes de noviembre (2, 16, 23 y 30) se llenarán nuevamente las butacas del salón de actos del Centro Cultural María Victoria Atencia con los encuentros y las obras Por un infierno con fronteras, Música y mal, La espuma de los días y Kaspar Hauser, respectivamente.

Por un infierno sin fronteras es una pieza de Denise Despeyroux, finalista al Premio MAX Mejor Espectáculo Revelación 2013 por La Realidad. El psicoanálisis y la muerte son dos temas recurrentes en sus obras. Música y mal, de Lola Blasco, es un viaje por anécdotas históricas que relacionan la música con el mal, un descenso a los infiernos al pasado histórico con música de Bach, Schubert, Schumann y Debussy. Con La espuma de los días, obra de Boris Vian, la directora María Velasco ofrece una visión arrebatada de la vida en un mundo en el que su fulminante Apocalipsis se avecina bajo el signo de la rutina. La directora Luz Arcas traerá al MVA la historia de Kaspar Hauser, en la que se muestra la experiencia de la identidad como un abismo oscuro que se precipita sin esperanza hacia la muerte y la crisis del tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook