21 de noviembre de 2018
21.11.2018
Una artista polifacética

Julia Martín, una amalgama musical con gran personalidad

Desde muy pequeña tuvo claro que lo suyo era la música. Por ello, se dedicó a probar y descubrir una gran variedad de géneros, estilos y herramientas. Tras un periodo basado en la interpretación decidió experimentar un giro radical a su vida y dar el paso de crear y componer su propia música. Así, ha conseguido producir su primer álbum y busca hacerse un nombre en el panorama musical actual

21.11.2018 | 05:00
Julia Martín, junto a Miguel Romero (bajo) y Javier Flores (guitarra), ensayando en el estudio situado en la propia casa de la artista.

Gracias a su padre, el reconocido pintor Paco Aguilar, desde muy pequeña ha estado ligada al mundo artístico - S.U.P.E.R.R.E.A.L. es el título de su primer álbum, una miscelánea de estilos

Desde que era pequeña ha mostrado su pasión por la música. Su padre, mientras pintaba, ponía muchos tipos de música de fondo y ella bailaba entretanto alrededor, imitando a Michael Jackson, por ejemplo. Julia Martín es hija del reconocido pintor, grabador y escultor malagueño Paco Aguilar. Y en esa casa, lo imaginarán, siempre había «un espacio para crear y experimentar con el arte». Lo recuerda Julia, que hoy busca hacerse un hueco en la escena musical: el 30 de este mes lanza S.U.P.E.R.R.E.A.L., un disco prometedor. Conozcámosla más.

Aparte de bailar tratando de imitar a Michael Jackson o pintar con su padre, Julia empezó a interesarse más por la música, por interpretarla, comenzando a cantar y a tocar el piano. Por eso, se licenció en interpretación Musical por la Escuela de Arte Dramático en Málaga y, tras terminar sus estudios, marchó a Londres. Durante sus dos años en la capital inglesa conoció a Des Marks, quien acabaría convirtiéndose en su mano derecha musical. En un pequeño estudio que él tenía, la apoyó para que grabase sus primeros temas y hasta ahora ha sido la fuente de inspiración y figura clave en su carrera artística: «Siempre ha estado y siempre va a estar», afirma la cantante.

Con una visión diferente de la música, tras su vuelta a Málaga empezó a actuar en la calle: «La calle era un escaparate para darnos a conocer y que nos llamaran de sitios». Paralelamente, participó en varias bandas interpretando grandes clásicos y en proyectos experimentando diversos estilos musicales, desde el jazz, soul, R&B hasta el pop y el hip hop, pasando por el reggae y el funky, aunque según ella son «géneros primos». Más tarde se interesó por el live looping , técnica que ha utilizado hasta la actualidad y que le permite loopear sonidos y modificar su voz: «Me gusta experimentar con mi voz, la considero un instrumento y, como tal, me gusta modificarla».

Se confiesa «bipolar» musicalmente hablando, nunca ha querido identificarse con ningún estilo en concreto; por ello, le gusta definir su música como daily music (en español, música diaria): en función de la situación, del momento y de cómo se sienta, se aproximará más a un género o a otro: «La música está viva. No me puedo etiquetar en algo concreto. La gente, cuando escuche mi nuevo trabajo, entenderá mejor cómo soy yo», nos dice Julia.

S.U.P.E.R.R.E.A.L. es el título de este primer álbum, ,que se presentará el próximo 30 de noviembre y que está compuesto íntegramente por la artista malagueña. En él, Julia Martín pone su voz y gira en torno al beatbox, funky, R&B, pop, jazz y hip hop, una gran variedad de estilos pero siempre manteniendo su esencia. El primer sencillo del álbum, Fe, muestra su sonido moderno, ecléctico, comercial pero muy trabajado y aventurero.

Tras cambiar radicalmente su vida y descubrir que su verdadera pasión era crear y componer, encontró músicos que se han convertido en amigos con los que creó su actual banda base y que potenciado aún más su talento. Un talento que se verá reflejado el próximo 9 de febrero en el concierto de presentación en Sala La Trinchera y que posee lo necesario para triunfar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook