28 de noviembre de 2018
28.11.2018
Patrimonio

La casa colorida de Taiwán, el arte que no puede destruirse

Conoce al abuelo arcoíris, un anciano de 96 años que impidió que el gobierno derribara su hogar

28.11.2018 | 22:11
La aldea Taichung.

Cada día Huang Yung-Fu recibe a los visitantes de su aldea, Taichung, en el centro de Taiwán, dándoles la bienvenida. Lo hace con las manos y los zapatos salpicados de pintura, restos del trabajo artístico diario que lleva años realizando para que el gobierno no destruya su hogar.

A sus 96 años, este ex soldado todavía se levanta a las 3 de la mañana todos los días para pasarse cuatro horas pintando las paredes de las casas con coloridos colores y pintorescas figuras. Tiempo atrás, en el distrito de Nantun, Taichung, era una aldea próspera con más de 1.200 casas, la mayoría de ellas de ex soldados de la guerra a quienes el gobierno había cedido su usufructo de manera temporal.

Con el paso de los años, la mayoría de los soldados se fueron yendo y las tierras comenzaron a llegar a manos de los promotores. Algunas personas, como Huang Yung-Fu se negaron a abandonar su hogar y quisieron establecerse en la aldea que ya consideraban su hogar. Poco a poco el número de aldeanos se redujo drásticamente y solo 11 casas quedaron en pie en el pueblo.

Un buen día, a Huang Yung se le ocurrió matar el aburrimiento de su soledad pintando su casa. Comenzó por dentro, pero pronto el especio se le empezó a quedar pequeño y trabajó también en las paredes exteriores decorándolas con llamativos y variopintos colores y figuras.

De su casa pasó a otras, que ya estaban vacías, dejando volar su imaginación y descubriendo lo que para él era una faceta nueva: la de artista. No pasó mucho tiempo hasta que el trabajo del anciano se hiciera popular, convirtiendo a su pueblo en una de las atracciones turísticas más visitadas de la zona.

Gracias a ello, el ahora conocido como 'Abuelo Arcoíris' ha logrado mantener a salvo su pueblo y su hogar de las intenciones del gobierno de arrasar con todo. A él le encanta su trabajo y dice que, aunque requiere de mucha energía, lo seguirá haciendo aún cuando tenga 100 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ENSAYO 'Los sueños de Einstein' de Alan Lightman es un libro que se lee como un compendio de las diversas posibilidades que las intuiciones del genio abrieron al imaginario no sólo de su disciplina y sino del trabajo poético, filosófico y artístico


Manuel Gago: buscar a la Santa Mariña | Oficio de mundos, por Guillermo Busutil | Alan Hollinghurst: El caso Sparsholt | Aleksandar Tisma: érase una vez en Voivodina | El mapa vital de Isabel Romero