25 de enero de 2019
25.01.2019
Superación sin palabras

Alberto Ramos: versos contra golpes

Durante los tres años que Alberto Ramos estuvo estudiando en Suecia sufrió continuos abusos, agresiones y bullying de parte de sus compañeros de instituto por su condición sexual. Su vida cambió el día que decidió denunciar los hechos ante la policía y publicar su historia en Instagram

25.01.2019 | 05:00
Alberto cuelga en Instagram (@albeertoramos) fotos que ilustran sus poemas de Eighteen.

Todos los medios de comunicación se hicieron eco del «calvario» que vivía el malagueño y gracias al apoyo recibido, ahora ha escrito 'Eighteen', un libro de poesías e ilustraciones LGTBI en el que muestra el recorrido que va de los capítulos más oscuros de su vida a su superación

Con tan solo 19 años Alberto Ramos ha vivido más que cualquier chico de su edad, y a sus espaldas lleva vendidos más de 4.000 copias de su libro Eighteen, un recopilatorio de poesías e ilustraciones LGTBI, donde el malagueño plasma todo el calvario vivido durante su etapa en un instituto en Suecia, en el que estuvo desde los 15 hasta los 18 años.

Lo que comenzó siendo un sueño para él y una oportunidad para estudiar en el extranjero, se convirtió en una dura realidad llena de continuos de abusos, intimidaciones, desprecios y bullying por parte de sus compañeros de clase por el hecho de ser homosexual. Además, el malagueño fue noticia en todo el país nórdico al denunciar los hechos públicamente y confesar que la dirección del centro donde estudiaba no hizo nada por protegerle, a pesar de que siempre pidió ayuda. «Toda mi vida he sido insultado por ser gay pero jamás imaginé que en un país como Suecia viviría los peores momentos de vida. Pensé incluso en suicidarme», comenta Alberto.

Con 15 años un Alberto lleno de ilusiones hizo las maletas, animado por su mejor amiga –de nacionalidad sueca– para estudiar un bachillerato internacional en Södertälje (Estocolmo), una ciudad que el joven pensaba que sería cosmopolita y multicultural, y que acabó siendo un «gueto». «Quería aprender y conocer mundo. Sabía por ella y porque había estado antes en Suecia, que la gente era abierta, educada y respetaban a todo el mundo. Cuando llegué al instituto me di cuenta de que apenas había personas de nacionalidad sueca, la mayoría eran extranjeros. Desde el minuto hubo burlas y agresiones por mi aspecto», recuerda.

Comenzó ahí una fase de «autoengaño». Alberto no asimilaba lo que estaba viviendo y no le contaba nada a su familiares ni amigos: «Todo el mundo pensaba que estaba viviendo un sueño allí y yo quería creerlo también. No les dije nada a mis padres porque no quería preocuparles. Me autoconvencía de que no pasaba nada, intentaba ser fuerte pero después de tres años la situación ya era insoportable. Me di cuenta de que era todo una pesadilla», señala. Además, el joven nunca tuvo el apoyo de sus profesores, quienes siempre supieron de este maltrato: «Me he derrumbado muchas veces delante de mis profesores. Ellos sabían que había alumnos que me perseguían, me pegaban, intentaban poner a todo el mundo en mi contra, entre otras cosas. No hacían nada por mi. El orientador del centro llegó a decirme que fuera del instituto».

Pero el 30 de noviembre de 2017 todo cambia. Alberto consigue en su tercer año de estudios el apoyo de la nueva directora y denuncia por primera vez los hechos ante la policía. Unos días después, al entrar al instituto ve que han colgado banderas LGTBI en el hall. Entusiasmado al ver que algo por fin cambia, el joven decide subir una foto a su cuenta de Instagram contando todo lo que había vivido. Todos los medios se hicieron eco de su historia y el malagueño fue noticia durante semanas. Su familia se enteró de todo lo sucedido y tras acabar los estudios, Alberto vuelve a Málaga y comienza a escribir.

Eighteen


Muchos de los poemas y textos que forman parte del libro, autoeditado y disponible a través de Amazon, los escribió estando en Suecia. Eighteen es, según el autor, «un viaje de crecer y convertirse que refleja lo que es el camino del abuso, el suicidio, el amor, la pérdida, el bullying, el trauma y la homofobia». La publicación está dividida en tres partes, el fin, la transición y el principio. Todo ello acompañado de ilustraciones hechas por él mismo. «Quiero transmitir fuerza a los lectores a través de mi experiencia; sobre todo, hacer hincapié en que la vida son etapas y que un nuevo comienzo siempre es posible», concluye Alberto Ramos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ANIVERSARIO Este 1 de agosto se cumplen 200 años del nacimiento de Herman Melville, el padre de 'Moby Dick' y de relatos que engrandecen el acervo literario universal, como 'Bartleby el escribiente' o 'Benito Cereno'


La senda azoriniana de Fernando Castillo | Operación Castellón: Guillermo Busutil reseña lo último de Alfonso Vázquez | Enrigue Gallud Jardiel: Música clásica con humor y erudición | Pedro Blanco, el mayor negrero | Donna Leon: La habitación de Brunetti