17 de abril de 2019
17.04.2019
Celebración

La vida de Brian regresa a los cines malagueños

El largometraje, que en su día levantó ampollas en el Vaticano y fue prohibido en varios países, se proyectará en versión original subtitulada

17.04.2019 | 05:00
Una escena de la mítica película «La vida de Brian», que ahora regresa a las pantallas.

Curiosidades

  • Cines malagueños
    Con motivo del cuadragésimo aniversario de su estreno, en 1979, La vida de Brian se proyectará en las pantallas Yelmo del centro comercial Vialia, Rosaleda y Málaga Nostrum los próximos 23 y 25 de abril. En la provincia se suman a la celebración los cines Miramar (Fuengirola), La Cañada (Marbella) y Vélez-Málaga.
  • Financiada por George Harrison
    Pocos días antes del inicio del rodaje, EMI Films retiró su apoyo económico al proyecto. La compañía se retiró por considerarla blasfema. Los Monty Python estuvieron a punto de tirar la toalla hasta que el guitarrista de los Beatles, George Harrison, gran admirador del grupo cómico, les ofreció su apoyo: 4 millones de libras. Con Harrison como productor, la película pudo hacerse. El músico aparece en la película en un cameo.
  • Polémica y éxito
    Tras su estreno, llegaron la censura y las manifestaciones de asociaciones judías y católicas. La película fue prohibida en varios países, lo que provocó el efecto contrario: La vida de Brian se alzó como el cuarto largometraje más taquillero del año 1979 en Inglaterra y el filme británico con la mayor recaudación en EEUU.

Con motivo de su cuadragésimo aniversario, varias salas malagueñas recuperan los días 23 y 25 de abril la película más popular de los Monty Python, una desternillante parodia en torno al fundamentalismo religioso y el relato de la Biblia.

Pueden calificarla de irreverente, blasfema, irrespetuosa, profana, impía... Pero lo que no se puede decir de La vida de Brian es que sea aburrida. El mítico largometraje de los Monty Python –grupo humorístico británico formado por Terry Jones, Terry Gilliam, Eric Idle, John Cleese, Michael Palin y Graham Chapman– resulta un delicioso ejercicio de humor repleto de momentos memorables en torno a las religiones, el fundamentalismo y el relato de la Biblia, en particular sobre la vida y pasión de Jesucristo. Es más que probable que hoy fuera imposible estrenar una película de estas características, dada la proliferación de indignaditos alrededor del planeta, por lo que su regreso a las salas españolas y malagueñas ofrece una magnífica oportunidad para aquellos que aún no hayan podido disfrutar de las aventuras de Brian Cohen, a quienes todos toman equivocadamente como el verdadero mesías desde su nacimiento.

Con motivo del cuadragésimo aniversario de su estreno, en 1979, La vida de Brian se proyectará en las pantallas de los cines del centro comercial Vialia, La Rosaleda y Málaga Nostrum los próximos 23 y 25 de abril. En la provincia se suman a la celebración los cines Miramar (Fuengirola), La Cañada (Marbella) y Vélez-Málaga. El filme, que en su día levantó sonadas ampollas en el seno del Vaticano, se podrá disfrutar en versión original subtitulada, tal y como llegó a las pantallas españolas en 1980. La cinta también llegará estos días a 75 cines de 45 ciudades españolas y a otros 20 países.

El parto de esta elogiada comedia, considerada una de las mejores de la historia del cine, no fue para nada un camino de rosas. Para empezar, la productora EMI Films decidió no financiarla pocos días antes de arrancar el rodaje. Temían que el escándalo les llevara a la ruina. Así que los Monty Python estuvieron a punto de tirar la toalla hasta que su amigo George Harrison les ofreció su apoyo: nada menos que 4 millones de libras. El guitarrista de los Beatles, banda por entonces ya disuelta, tenía solvencia económica, pero no para tanto, por lo que tuvo que vender varias propiedades para reunir el dinero. «La financió él solo porque quería verla. Debió ser la entrada para el cine más cara de la historia», recuerda Eric Idle.

Después llegó el escándalo, la censura y las manifestaciones de asociaciones judías primero y de toda la comunidad católica después. La película fue también prohibida en varios países, como Irlanda y Noruega, lo que provocó el efecto contrario: La vida de Brian, tercera cinta de los Monty Python tras Se armó la gorda (1971) y Los caballeros de la mesa cuadrada (1975), se alzó como el cuarto largometraje más taquillero del año en Inglaterra y el filme británico con la mayor recaudación en los Estados Unidos.

Desde su escena inicial, la desternillante confusión de los Reyes Magos, que marcará el absurdo tono de todo el filme, hasta los alegres silbidos de Always look on the bright side of life, la pegadiza canción con la que se cierra la película, La vida de Brian trascurre entre inolvidables escenas e ingeniosos diálogos protagonizados por exleprosos, profetas locos, centuriones romanos, intolerantes devotos religiosos y extraterrestres.

La película más memorable de los Monty Python está de vuelta en los cines. No piensen que ha envejecido mal, todo lo contrario: hoy es incluso más atrevida y actual que hace cuarenta años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

RELATOS Ediciones Siruela, que lleva más de diez años acompañando la obra narrativa de Carmen Martín Gaite, nos trae ahora la edición ejemplar y singular de 'Todos los cuentos'


Mickäel Correia: una historia con mayúsculas | El corazón del avestruz, por Guillermo Busutil | Veinte mil leguas, la fascinación de Julio Verne | Los pequeños de Alba, fenómeno editorial