23 de abril de 2019
23.04.2019
Centro de Arte Contemporáneo

La empresa de Francés no informó de sus cambios a la mesa de contratación

Gestión Cultural y Comunicación cambió de dueño en mitad del concurso público para la nueva gestión del CAC Málaga, en que ha resultado la ganadora

23.04.2019 | 23:13
El exempresario y nuevo secretario de general de la Consejería de Cultura, Fernando Francés.

La Fiscalía investiga un supuesto doble pago de obras del Centro de Arte malagueño.

La mayoría de los asuntos que tienen que ver con la gestión del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC) aparecen desde hace bastante tiempo envueltos en polémica, por lo que no resulta extraño que el concurso público convocado para designar la empresa que se encargará de su funcionamiento en los próximos cinco años también haya levantado sospechas en varios frentes. Tanto las firmas concursantes como los grupos municipales de la oposición han criticado la resolución del concurso, que finalmente ha otorgado la mayor puntuación a Gestión Cultural y Comunicación, actual empresa concesionaria que gestiona el centro desde su apertura en 2003, según señaló Rafael Sequeira, director general de Economía y Presupuestos del Ayuntamiento y presidente de la citada mesa de contratación, durante la Comisión de Economía celebrada ayer.

El fundador de dicha empresa, Fernando Francés, fue nombrado en febrero nuevo secretario general de la Consejería de Cultura, por lo que tuvo que vender la firma para no incurrir en incompatibilidades con su flamante cargo público en la Junta de Andalucía. Ocurre que mientras su empresa se presentaba al concurso para la nueva gestión del CAC, se produjo este cambio de propietario, punto que no fue informado en ningún momento a la mesa de contratación municipal. «La mesa no ha tenido constancia relativo al cambio de titularidad de la empresa ni ha recibido ningún documento al respecto», apuntó Sequeira a requerimiento de la concejala socialista Lorena Doña.

Sequeira quiso matizar que aunque la de Gestión y Comunicación es la propuesta que más puntuación ha obtenido, «el contrato no está adjudicado», ya que tendrá que ser la Junta de Gobierno Local a que tenga la última palabra al respecto. «Actualmente estamos en la fase de pedir al posible adjudicatario la documentación. Y esa documentación es la que se va a examinar y verificar si es correcta», explicó Sequeira, que enumeró que entre esta documentación requerida se encuentran «los poderes del administrador de la sociedad, las escrituras de constitución y sus estatutos o los certificados de estar al corriente con Hacienda y la Seguridad Social», entre otros.

«Después del acuerdo de la Junta de Gobierno Local hay un plazo de 15 días hábiles para que los demás licitadores puedan presentar un recurso ante el tribunal de recursos de contratación del Ayuntamiento por si no estuvieran de acuerdo con la propuesta de adjudicación que se ha tomado».

Pago duplicado de obras

Por otra parte, la Fiscalía de Málaga va a investigar una denuncia interpuesta por el grupo Málaga Ahora a principios de marzo sobre posibles irregularidades en la gestión del CAC relacionadas con el supuesto pago por duplicado de obras. La portavoz de la formación, Ysabel Torralbo, explicó ayer que la empresa gestora, cuyo administrador único era Fernando Francés, habría presentado al Ayuntamiento para su reembolso «adquisiciones de obras de arte que carecen de factura, las llamadas compras por producción».

En la denuncia formulada ante la Fiscalía se alude a una obra de arte por la que se habría pagado «dos veces», la primera «al sufragar la actividad, exposición o colaboración correspondiente con el artista» y una segunda vez, «como justificación de pago de canon y de adquisiciones de obras».

El Ministerio Público ha abierto diligencias para investigar los hechos denunciados en el escrito, donde se cita una segunda obra con similares irregularidades. Según Málaga Ahora, de confirmarse que dicha obra es una compra por producción se trataría de «la comisión de graves delitos relacionados con la desviación del dinero público mediante la adquisición de justificantes duplicados para la misma adquisición».

Torralbo anunció que su grupo presentará una moción en el próximo Pleno para que se investigue si Francés sigue siendo propietario de una de las empresas que optan a la concesión para la explotación del CAC.

Francés afirmó el pasado 13 de febrero haber vendido su empresa Gestión Cultural y Comunicación a un grupo de inversores, pero desde Málaga Ahora aseguran que ese grupo es en realidad una empresa en la que él figura como socio único. Afirman que «la empresa Gestión Cultural y Comunicación SL pertenece actualmente, a efectos registrales, a la empresa Gestión e Inversión El Museo SL, sociedad unipersonal que es propiedad de Fernando Francés». Según Torralbo, el secretario de Cultura no figuraría como administrador pero sí como propietario por lo que consideran que a todos los efectos tendría «el control absoluto».

«Se ha montado una estructura más compleja, más solapada y menos transparente», dicho, y ha explicado que el propósito de la moción es que se aclare con los informes jurídicos necesarios la relación real de Francés con esta empresa: «Si los informes demostraran que sigue a cargo del control efectivo de las empresa y como alto cargo, habría que excluirlo del concurso».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook