13 de junio de 2019
13.06.2019
Música

La nueva artista favorita de Malú es malagueña

La cantante promociona en sus redes sociales el single de Adriana La Pimienta, 'La culpa'

13.06.2019 | 12:08
Adriana La Pimienta

Mientras se recupera de sus dolencias físicas para volver a pisar los escenarios y se quita de encima como puede a los paparazzi que la persiguen por su supuesta relación sentimental con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, Malú está estos días empeñada en colaborar en el lanzamiento de una joven artista malagueña, Adriana López, 'La Pimienta'. Lleva muchos años en esto y ahora parece que Adriana (Málaga, 1982) puede dar el salto a la popularidad gracias al estribillo de 'La culpa': "Eres quien me alegra el alma/Por quien sonrío a todas horas/Eres tú, quien me hace feliz.../¡Niño la culpa la tienes tú!".

La cantante y también profesora de canto lleva años instalada en Madrid, labrándose una carrera en primera persona, que fusiona la canción de autor ('La culpa' no está muy lejos del estilo de una paisana, Vanesa Martín), el flamenco, la copla y diversos estilos latinoamericanos (en su repertorio suele rescatar joyas musicales cubanas, argentinas, brasileñas y peruanas). En su trayectoria tiene especial importancia José de Lucía, hermano de Malú, guitarrista y compositor (aparece en el vídeo de 'La culpa'), detrás de todos sus temas.

La Pimienta, que no conforme con cantar también es actriz y ha cursado estudios de Dirección, puede ser uno de los nuevos nombres a tener en cuenta en las listas de éxitos de la música en español. Desde luego, mimbres y colaboradores de lujo no le faltan. Y una agente de promoción de excepción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

RELATOS Ediciones Siruela, que lleva más de diez años acompañando la obra narrativa de Carmen Martín Gaite, nos trae ahora la edición ejemplar y singular de 'Todos los cuentos'


Mickäel Correia: una historia con mayúsculas | El corazón del avestruz, por Guillermo Busutil | Veinte mil leguas, la fascinación de Julio Verne | Los pequeños de Alba, fenómeno editorial