02 de julio de 2019
02.07.2019
Música

La Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro, mecas estivales de la música clásica

El ya tradicional ciclo Julio Musical ofrecerá diez recitales entre el 11 y el 31 de julio, una decena de veladas de música exquisita y variada

02.07.2019 | 05:00
Recitales a 10 euros. Las entradas costarán, como en años anteriores, 10 euros y podrán adquirirse en www.mientrada.net, por teléfono, o presencialmente en las oficinas de Correos y en el Hospital Noble los días de los conciertos en el castillo y en la alcazaba los días de sus conciertos, a partir de las 20.00 horas.

El ciclo Julio Musical se ha convertido en una de las citas veraniegas más importantes del verano malagueño. Con un total de diez conciertos entre el 11 y 31 de julio, los espectadores podrán disfrutar en la Alcazaba y Gibralfaro de una variedad de estilos y miradas musicales. Todos los conciertos comenzarán a las 22.00 horas. El patio de armas del Castillo de Gibralfaro tiene una capacidad para 500 localidades, mientras que el patio de Surtidores de la Alcazaba es de 100 localidades.

Este año, cuatro de los conciertos se celebrarán en el auditorio del Patio de Armas del castillo de Gibralfaro que contará con un servicio de autobuses gratuitos para llegar hasta la fortaleza desde el paseo de Reding, esquina con la calle Cervantes a partir de las 20.00 horas. Para la vuelta, los buses saldrán desde la plazoleta del castillo al finalizar los conciertos. Esta será la única forma de acceder al lugar puesto que el acceso a los coches estará cortado en las horas previas al concierto.

En este enclave, los espectadores disfrutarán de nuevo de la Orquesta Filarmónica de Málaga, que inaugurará el ciclo con el concierto Europa, de Este a Oeste dirigida por Javier Corcuera y contará con la participación de los intérpretes del Concierto de Gibralfaro de Antón García Abril; el malagueño Marco Socías y el granadino David Martínez. Además como broche final, el 31 de julio y bajo la dirección de Arturo Díez Boscovich, se llevará a cabo una mirada musical al continente americano, con obras de Mendelssohn y Dvorak.

Los otros dos conciertos que se celebrarán en el castillo serán el recital Romances entre Oriente y Occidente, un homenaje al cante morisco y a su expulsión de nuestra geografía, el domingo 21 de julio y el viernes 26 con Roko y la Insostenible Big Band, bajo la dirección de Antonio Lara, que ofrecerá Ritmos Latinos de EEUU.

Alcazaba

Con respecto a los conciertos celebrados en la Alcazaba, todos ellos tendrán un carácter mayoritariamente español en cuanto a programas e intérpretes malagueños. El primero de ellos, se llevará a cabo el 13 de julio, con la pianista malagueña Ana Benavides, que ofrecerá el concierto España del norte a sur, un paseo musical por España, de la mano de algunos de nuestros más importantes compositores (Albéniz, Granados, Vallejos...).

El miércoles 17 será la también la orquesta malagueña de cámara Concerto Malaga, quienes ofrecerán un programa centrado en nuestro país, con obras, entre otros, de Turina, Albéniz, Toldrá y Falla. El jueves 18 será el turno de la Capilla de Música Maestro Iribarren, que bajo la dirección de Antonio del Pino, ofrecerá un programa titulado De lugares, gentes y hablas basado en obras de compositores de los siglos XVII y XVIII (Francés de Iribarren, Carrión, Mesa, etc).

El viernes 19, la música española vendrá interpretada por la voz de la soprano Cecilia Lavilla Berganza y el piano de Miguel Ituarte, que con el título de Cantos de España, ofrecerán un concierto dedicado a la tonadilla, la zarzuela y la canción española. El jueves 25 el protagonismo pasará a Latinoamérica, a la que estará dedicado el concierto del guitarrista Rafael Aguirre, formado por obras representativas de grandes compositores del continente;. El sábado 27 de julio finalizarán los conciertos en la Alcazaba con el que ofrecerá el trío Evoéh, Cantadme galanica, compuesto por cantos viajeros sefardíes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook