05 de julio de 2019
05.07.2019
Entrevista

Estrella Morente: «Sólo la cultura puede llevarnos a buen puerto»

"Yo soy como un río y siempre estoy bebiendo del manantial», asegura la cantaora Estrella Morente

05.07.2019 | 05:00
La cantaora granadina, en una imagen promocional.

Estrella Morente es puro arte. O, como la definió Paco de Lucía, la «voz más pura». La artista actúa mañana, sábado, en el Festival de la Cueva de Nerja. Presentará su más reciente aventura discográfica, Copla, una inmersión personalísima en un género que apasiona a la granadina afincada en Málaga: «Para mí, sobre todo, la copla es un milagro porque con ella se puede contar una historia de manera maravillosa», dice.

Del flamenco a la copla. ¿Esta transición tiene un porqué?
Porque es un género del que estoy enamorada desde que era muy pequeña. Porque me pertenece, porque forma parte del pueblo y le pertenece a él y yo me considero del pueblo. Para mí es muy importante el poder cantar este repertorio con arreglos y la producción de Isidoro Muñoz. Se trata de una idea original de mi padre. Mi idea era volver a lo popular, a las bandas municipales, son un sonido popular... Eso es lo que diferencia este trabajo.

Si el flamenco es una manera de contar las cosas y una expresión del alma, ¿cómo definimos la copla?
La copla es sentimiento absoluto. Es música que sale de la raíz de la tierra como nace el jazz, el blues o el flamenco. La copla está ligada de manera directa a los sentimientos y te toca el corazón. Con la copla se te eriza la piel porque ahí van todos los sentidos juntos. Para mí, sobre todo, la copla es un milagro porque con ella se puede contar una historia de manera maravillosa.

¿Con qué género se identifica más, con la copla o con el flamenco?
Para mí toda la música es buena. No hay música mala. Mi vida está volcada en por y para la música, es mi manera de realizarme y de hacer algo por los demás. Me gusta que mi música esté cargada de sentido humanístico y que tenga una carga social porque mi padre así me lo enseñó. A mí no me basta con sacar un buen disco, ir de gira o hacer un concierto, yo quiero contar algo más. Y con este repertorio, que en su momento se cantaba sin libertad y bajo la opresión de la dictadura, lo hago. La libertad es la mejor herramienta a la hora de crear y expresarse.

¿Le costó elegir el repertorio de esta gira?
El repertorio viene a ser el disco y el disco sí que me costó porque tenía mucho material. Hemos querido traer una copla actual, con mensajes de hoy. Por ejemplo, La falsa monea la teníamos grabada pero no la incluimos. Porque no podía meter una copla que dice «mujer de mano en mano vas y en ninguna te quedas». Lo mismo pasó con Capote de grana y oro, en la que se dice «era tan poco en la vida, tan poco que nada era». Apostamos por una copla con respeto a los derechos humanos que la puedan escuchar mayores y niños.

Es una afortunada, trabaja con el arte más hermoso de todos.
Soy una enamorada de todas las disciplinas artísticas y creo firmemente que la cultura es la única capaz de salvarnos y llevarnos a buen puerto social. La cultura es la mejor aliada y la mejor compañera de viaje.

Actualmente, la copla está inmersa en una ¿renovación o revolución?
Es importante mirar hacia atrás y fijarse en los clásicos. Es clave mostrar respeto hacia lo que han hecho las grandes obras para, a partir de ahí, mirar hacia adelante. Creo que las cosas hay que dejarlas caminar porque, como el tiempo, evolucionan. Todo está en movimiento y hay que entenderlo. Yo soy como un río y siempre estoy bebiendo del manantial.

Pero con esta, llamémosle actualización, parece que estos géneros se están acercando a más gente.
Hablamos de música maravillosa y esta siempre se dirige a mayorías. Creo que se debería utilizar la música como lo que es, un lenguaje universal porque sirve para entendernos con personas que no utilizan nuestro idioma. Pero si hablamos de flamenco hablamos de palabras mayores. Amo al flamenco por encima de todo y le tengo un respeto absoluto.

La noto emocionada.
El flamenco lo es todo, es un conjunto de cantes de Levante, de las Minas, de las Fraguas€. Hay tantas y tantas influencias. El cante flamenco viene de la raíz de la tierra más profunda y es un arte que se defiende por sí mismo. Nos iremos de aquí y seguirá el flamenco. El flamenco es el arte más maravilloso y es patrimonio de la humanidad, bueno, como decía mi padre «la humanidad es patrimonio del flamenco».

Me llama la atención que tiene casi más colaboraciones que discos. Eso dice mucho de usted.
¡Qué bonito! Me pillas escuchando a Carlos de la Jacoba y a Jesús del Rosario. Las colaboraciones me enriquecen muchísimo. Me vuelve loca que mis compañeros quieran trabajar conmigo. Es fundamental el tener la puerta abierta y el contagiarse de otros músicos y géneros porque así es como una se enriquece y abre su abanico. Es buenísimo empaparse de los demás. Eso me lo enseñaba mi padre. Es bueno el saber valorar y degustar desde el más importante al artista más anónimo o desprotegido porque todos tienen algo que ofrecer. Hay que escuchar; solo escuchando se aprende.

Una curiosidad, ¿qué canta Estrella Morente en su casa?
Cualquier cosa. Tengo un niño de 14 años, una niña de 16 y mi marido [Javier Conde] que para torear escucha muchísima música. Nos gusta escuchar a Billie Holiday, Frank Sinatra, Bob Marley , Enrique Morente, U2, Pink Floyd, Camarón y clásicos como Mozart, Beethoven o Verdi. La música clásica me apasiona. Me gusta profundizar en mi profesión.

En una entrevista anterior, me contó que su sueño era ser una misionera cantaora, ¿lo ha conseguido?
Se hace lo que se puede. No me gusta contar lo que hago pero también creo que es bueno predicar con el ejemplo y la palabra. Hay muchísimas causas a las que adherirse a diario. Creo que la puerta debe estar abierta para que, cuando a ti te haga falta, te la abran.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook