20 de agosto de 2019
20.08.2019
Polémica

La consejera de Cultura mantiene su silencio sobre la dimisión de Fernando Francés

«Francés escribió lo que escribió y todo el mundo lo ha podido leer, que cada uno saque sus conclusiones», dijo Patricia del Pozo sin entrar a valorar la carta en la que el exdirector del CAC presentó la dimisión para abandonar sus cargos en la Junta

20.08.2019 | 16:07
La consejera Patricia del Pozo, en la Feria de Málaga junto al vicepresidente de la Junta, Elías Bendodo.

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, prefirió no valorar la carta con la que el exdirector del CAC Málaga, Fernando Francés, presentó su dimisión como secretario general de su ramo en la Junta de Andalucía: «Solo puedo agradecer su trabajo en estos seis meses y no voy a valorar su carta de dimisión, únicamente le he aceptado la dimisión que ha planteado y no tengo que valorar la carta, él ha escrito lo que ha escrito y todo el mundo lo ha podido leer, que cada uno saque sus conclusiones».

Sin abandonar cierto tono diplomático, Del Pozo se mostró abierta a «contar con sus opiniones, ya que sabe tanto de arte contemporáneo» e insistió en su deseo no pronunciarse sobre las circunstancias en las que se produjo la marcha del secretario general de su consejería.

No obstante, en la misiva con la que el 5 de agosto puso fin a su efímero paso por el Gobierno andaluz, Fernando Francés señalaba que «los criterios basados en el conocimiento del sector, en la selección por la calidad, en la ausencia absoluta de sectarismo político y en el pragmatismo en la gestión, no han sido comprendidos ni en parte aceptados por quienes tienen dentro de la Consejería las responsabilidades más altas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LUIS GOYTISOLO La capacidad del autor para diseccionar el aquí y el ahora, con la sutilidad de quien no olvida de dónde viene, lo erigen en una especie de voyeur de todos los tiempos


La buhardilla de Danilo Kis | Taisia Kitaiskai: vidas para conjurar la magia de la literatura | Tono, el humorista invisible | Guillermo Busutil reseña 'La última vez que fue ayer', de Agustín Márquez