17 de septiembre de 2019
17.09.2019
Informe cultural

La cultura factura 13.000 millones en 2018 en España

Así lo refleja el Informe sobre el Estado de la Cultura en España 2019, que trata sobre la cultura local, democracia y desarrollo

17.09.2019 | 13:46
Presentación de la nueva edición del Informe sobre el Estado de la Cultura en España

La crisis no solo dejó efectos negativos en la economía, sino que también afectó a la industrial cultural, a la proyeccion internacional y a la salida, producción y profesionalización de artistas, entre otros aspectos. Hoy en día, estos efectos siguen presentes en este ámbito, según la nueva edición del Informe sobre el Estado de la Cultura en España 2019. Este estudio está enfocado en tres aspectos: cultura local, democracia y desarrollo. Ha sido presentado por el vicerrector de Política Institucional de la Universidad de Málaga, Juan Antonio García Galindo; la subdirectora del Aula María Zambrano de Estudios Transatlánticos UMA-ATECH Magdalena Martín; la directora del Observatorio de Cultura y Comunicación, Fundación Alternativas, Inmaculada Ballesteros y el coordinador del Informe de la Cultura en España, Enrique Bustamante.

El informe refleja, según explica el coordinador, "que ha habido una década perdida y que la cultura española aún no se ha recuperado del efecto de la crisis". Hay una pérdida de dos o tres décimas sobre el peso de la cultura del PIB y de tres décimas sobre cultura y propiedad intelectual. La facturación se ha ido recuperando, aunque aún están por debajo de las cifras de 2008, época anterior a la crisis económica. Concretamente en 2018 es de 13.300 millones de euros, mientras que hace once años superaba los 16 mil millones.

Otro de los aspectos que destaca Bustamante es la recuperación del empleo en el sector "a veces con precariedad", aunque se ha registrado un descenso de 13.000 trabajadores con respecto a 2008. También se ha estudiado la situación de la mujer en este sector,y, al igual que se comprobó en la pasada edición, la progresión de la igualdad se detuvo, sobre todo en el campo tecnológico referido a la cultura digital.

El gasto cultural también se ha visto reducido estos últimos años. Se ha pasado de situarse en 910 euros de media por familia en 2008 a 718 euros en 2018. En la misma línea se encuentra el gasto individual en personas mayores de 14 años, que ha pasado se ser de 368 euros de media a 288. "La oferta cultural ha penalizado a las zonas más pobres y a las zonas rurales, a los que se les ha privado de ofertas y simultáneamente un retroceso en la accesibilidad de la cultura de pago". En torno al 48% de los españoles mayores de edad no llegaba a la cultura de pago. Ha hecho hincapié en la importancia de las instituciones son el "sustento fundamental" de la cultura.

Este año, el informe "es toda una visión panorámica secuencial de esta evolución de los seis informes, un escaparate de la cultura española y del panorama antes de la crisis y los esfuerzos por la recuperación en el campo de la cultura", explica Bustamante.

Esta iniciativa nació en 2010 para consolidar la trayectoria de los casi cien estudios de cultura que se hacen desde casi 20 años en los que participan profesionales en este ámbito y que se hacen eco de diferentes perspectivas.

Cada informe se divide en dos partes: la primera trata sobre diferentes perspectivas y la segunda recoge un balance de la situaicón de la cultura en los sectores de mayor peso en el ámbito social, perspectivas trasversales. En esta edición, concretamente se trata a la cultura local, democracia y desarrollo. Se ha realizado una encuesta a un centenar de agentes culturales españoles de toda la industria "que aportan una visión del estado de la conciencia frente a la crisis, de sus decepciones y esperanzas".

En estos nueve años se han realizado seis ediciones en las que han conseguido "hacer una síntesis, una visión panorámica de algo muy importante en la historia de España que es la década de crisis y catástrofe para la industria cultural". Estos estudios plasman como esta situación económica afecta al ámbito cultural.

El primer estudio trató sobre la proyección global de la cultura española en 2011; la salida digital, la transformación y transición al mundo digital en 2014; la cultura como motor del cambio social, cultural en 2016; igualdad y diversidad en la era digital en 2017; España y el impacto cultural Iberoamericano en 2018. "En cada informe hemos puesto el acento en una perspectiva importante y transcendental en la cultura española"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook