05 de noviembre de 2019
05.11.2019
La Opinión de Málaga
Entrevista

"Pensar que estaba haciendo algo por mi mujer es lo que me daba fuerza para terminar el libro"

Fernando Savater, que forma parte de la candidatura de Ciudadanos por Madrid, asegura que su partido debería ayudar a la gobernabilidad, no sin condiciones

05.11.2019 | 21:15
Fernando Savater

Fernando Savater ocupa sonriente el sillón de la biblioteca del hotel, a escasas horas de que se presente en la Térmica el que será su último libro. El escritor se encuentra sumergido en la promoción de su ensayo, La peor parte: memorias de amor. Escrito por y para Sara. Más conocida como Pelo Cohete. El autor confiesa haber escrito este libro como la última cosa que podía hacer por su esposa, fallecida hace cuatro años a causa de un tumor cerebral.

Sus libros suelen escribirse en cuatro o cinco meses. Fernando confiesa empezar sus obras con mucho entusiasmo y acabar aburrido. Siempre lo mismo, no se acaba nunca. Esta, sin embargo, le ha llevado cuatro años. Largos, asegura: "Ha sido duro. Escribir el libro fue difícil". Savater relata lo complicado de su nueva obra, en la que rinde homenaje a la vida de su mujer. Pensar, mientras la escribía, en que estaba haciendo algo por ella es lo que le dio la fuerza para terminarla.

Y en sus manos, cuatro años después, descansa su último libro. Recalca, por activa y por pasiva, que el libro no trata de él, ni de su sufrimiento. No soy tan egocéntrico, afirma con sorna, de pensar que al mundo le interesa saber si estoy triste o alegre. La Peor Parte trata de ella, de Sara. Y si su escritura ya fue dura, la promoción no está resultando mejor: "Las presentaciones, el dar vueltas a lo mismo remueve dentro cosas que uno no quiere remover demasiado. Además, la gente es un poco morbosa", confiesa Savater.

El viaje que ha supuesto para él la escritura de este libro le ha abierto todo un mundo de descubrimientos. Quizás el planteamiento de alguno de sus libros hubiese cambiado a raíz de las circunstancias vividas. Rememora un libro en el que la muerte ocupaba el primer capítulo. Muchos profesores se escandalizaron, recuerda, él siempre ha pensado que la filosofía debería centrarse más en la idea de la fragilidad y la vulnerabilidad humana: "Siempre he creído en la muerte de una manera relativamente teórica, luego hay acontecimientos que te ponen frente a ella de una manera mucho más desnuda. Ese es el máster que he hecho". Otros, sin embargo, nunca cambiarán. Lo único que ha cambiado en su famoso libro, La Ética para Amador, ha sido el futbolista de turno, bromea.

Su último lanzamiento, pese a no tratarse de una autobiografía, es un libro que contiene lo mejor y lo peor de la vida del autor. Fernando asegura que en él se ha abierto de una manera que ha sorprendido, e incluso escandalizado, a algunas personas. El autor es firme defensor de lo explícito, por ello, asegura que para no contarlo todo, mejor no escribir. Savater se ha desnudado y lo ha contado todo sobre él, pero a ella la ha revestido de una protección que preservase al máximo su intimidad.

Sara, canaria de nacimiento, se ganó la vida en Hospitalet vendiendo flores y helados para poder pagarse la carrera. Pelo Cohete siempre tuvo una gran conciencia social y eso fue lo que hizo que fuera una mujer muy interesada en el mundo de la política. Es por ello que su nuevo libro ncasa a la perfección lo romántico de su historia de amor con el ámbito político, panorama en el que el autor está muy involucrado, ya que forma parte de la candidatura de Ciudadanos por Madrid.

¿El actual? Sin mayor mutación para Savater: "Si se presentan los mismos y votamos los mismos, ¿por qué va a salir una cosa diferente? Los resultados se van a parecer mucho a lo que hemos votado otras veces". El escritor se muestra extremadamente crítico con la situación política actual. La celebración de elecciones cada ocho meses, afirma rotundo, es un gasto extraordinario y el país no lo aguanta.

Como tampoco aguanta la situación en Cataluña, asegura el autor, que explica cómo la problemática se viene fraguando desde los años 80 y no va a resolverse de aquí al día 10, la celebración de las próximas elecciones. "No se puede hacer un 155 de una tarde para el día siguiente. Evidentemente hay que empezar una tarea de fondo, en la enseñanza, los medios y la misma política. Tenemos que empezar ahora pero no suponer que va a durar seis días", argumenta el escritor.

Siguiendo la línea de la política, y con las próximas elecciones a la vuelta de la esquina, Savater opina sobre las posibles actuaciones del partido político del que forma parte: "Siempre me ha parecido que Ciudadanos debería ayudar a la gobernabilidad, no sin condiciones, sino una vez que se acepten de modo más o menos razonable las propuestas que uno haga".

El autor será galardonado el próximo jueves con el quinto Premio Libertad 1812, del Club Liberal 1812 de Málaga. De momento, la Térmica será el último escenario malagueño que presencie la presentación de un libro de Fernando Savater. Y es que el escritor deja de lado la pluma. La escritura dará paso a la lectura, lo que realmente le apasiona. Debe de ser, confiesa, el único que siga comprando tres o cuatro periódicos y los lea cada mañana, le encanta el periodismo. "Es mi último libro, pero el mundo está lleno de ellos", sentencia Savater.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook