13 de noviembre de 2019
13.11.2019
Entrevista al escritor Gonzalo Torné

"Byron influyó mucho en Percy y Mary"

Uno de los escritores de culto ha traducido los poemas de una de las mejores antologías de la poesía romántica que se puede encontrar en las librerías, Poemas de convivencia de Percy y Mary Shelley

13.11.2019 | 05:00
El escritor y traductor Gonzalo Torné.

Percy Bysshe Shelley es uno de los mejores poetas románticos y Mary W. Shelley escribió Frankenstein. Durante sus ocho años de convivencia estimularon recíprocamente su creación literaria. Alba Editorial ha reunido en un libro una antología de sus mejores poemas (en inglés y castellano),y por primera vez en castellano, la poesía completa de Mary. Gonzalo Torné, director de la colección Alba de poesía, es el traductor.

P Gonzalo Torné es un novelista de culto. ¿Qué le ha llevado a Percy y Mary Shelley?
R Siempre he leído mucha poesía, y Percy Shelley es una parada inexcusable, uno de los grandes del siglo XIX. Mary Shelley también es casi inevitable por su Frankenstein.

P «Se que tú también me amas con ternura y que sufres tanto como yo estos períodos de ausencia, ¿cuándo no liberaremos del miedo a la traición?», le escribe Mary a Percy en octubre de 1814. ¿Superaron ese temor?
R La verdad es que solo ellos pueden saberlo, por las últimas cartas los miedos pasaron a ser otros, y enseguida la muerte de Percy les distanció para siempre.

P Sostiene además que ambos tenían una mutua influencia creativa.
R Mary era una lectora muy sagaz y opinaba sobre las obras de su marido, y a la inversa, le informaba a Percy del progreso de su novela. Como poeta Mary no tiene la fuerza visionaria de Percy, pero toma algunos de sus recursos, como la personificación de una cualidad. Y los últimos poemas de Mary son desahogos del luto, lo que no deja de ser una forma de influencia.

P Coincidieron en la creación de versos, aunque Percy ya era una de las voces más potentes de la poesía romántica. ¿Arrastró a Mary?
R Sí, es posible, aunque Mary ya era una gran lectora de poesía, muy aficionada a las obras de Byron, que conocía al dedillo. Mi impresión es que Mary escribía en busca de un género: relatos de viaje, cartas, diarios, novelas, cuentos... que la poesía era manera más de explorarse creativamente... y que fue el género que mejor le servía para llenar el vacío que dejó Percy.

P ¿Fue decisiva la visita de la pareja a Lord Byron en Suiza?
R Como acicate para arrancar Frankenstein seguro. Pero creo que lo hubiese escrito igual, la prueba es que lo terminó. Byron influyó mucho en la pareja porque creía en ellos como artistas.

P Aunque Mary solo escribió poemas mientras estuvo con Percy.
R Eso parece, los poemas están muy dispersos, en principio hay lo que hay, pero no es descartable que escribiese más y se desembarazase de ellos, tampoco pensó en publicar lo que sí había escrito. Pero si nos atenemos a los conservados, tras la muerte de Percy fue mejorando, mejorando, hasta que escribió su mejor poema, y de las elegías más bellas del siglo XIX y lo dejó, en el punto más alto.

P Mary publicó Frankenstein (1818) mientras escribía con Percy, de hecho él la corrigió.
R No sé si corregir es la palabra correcta, hablaban sobre el texto, y él le animaba a ser disciplinada. La escritura y la lectura eran la pasión de ambos, así que supongo que debían pasarse horas y horas comentado sus propios trabajos.

P «En nombre de nuestros mejores días de compañerismo, / me atrevo a llamarte por tu sagrado nombre sin temor...», escribe Mary en «Mi favorito». ¿Muy moderno para la época, no?
R Sí, los románticos son modernísimos. Es una poesía que no requiere excesiva preparación, se puede entrar por cualquier poema y poco a poco el sentido se va abriendo. La poesía se remonta por lo menos al siglo XVIII antes de Cristo y se extiende por todo el globo, lo que se escribía en el siglo XIX en Inglaterra es de hace dos días y compuesto aquí al lado. Ninguna de las emociones e ideas que Percy y Mary exponen en estos poemas nos son ajenos.

P Por primera vez en castellano se publica la poesía completa de Mary. Me ha sorprendido tanta fuerza.
R Sí, y a mí. Es una poeta con una obra breve, pero finísima, que como decía antes se va afinando a medida que se acerca al final. No deben haber muchos casos de poeta que abandona justo cuando ha alcanzado la maestría.

P No puedo reprimirme, ¿«traduttore, traditore»?
R No creo, pero es una frase tan simpática... Por momentos me he sentido más «traidor» montando un libro que no existe en ningún otro idioma, y que ellos no preveyeron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook