26 de noviembre de 2019
26.11.2019
Arte

Antequera muestra los dibujos y grabados de Joaquín Peinado

Fundación Unicaja inaugura una exposición con 50 obras del pintor que pueden verse hasta final de febrero

26.11.2019 | 05:00
Muestra de la exposición en el Centro Fundación Unicaja.

lidia gómez antequera

Fundación Unicaja inauguró ayer en Antequera su nueva exposición 'Joaquín Peinado. Dibujos y grabados', una amplia muestra que reúne 50 obras del artista rondeño. Se trata de un conjunto de retratos, desnudos, paisajes urbanos y naturales o bodegones de uno de los pintores fundamentales de las denominadas «vanguardias históricas» españolas.

El acto de presentación de la muestra contó con la presencia del comisario de la exposición y conservador del Museo Unicaja Joaquín Peinado de Ronda, Rafael Valentín López.

La muestra 'Joaquín Peinado. Dibujos y grabados' brilla en Antequera con luz propia gracias al diseño expositivo y su cuidada y novedosa puesta en escena. Durante el recorrido se realiza un viaje a través de los orígenes de Joaquín Peinado (Ronda, 1898 – París, 1975) hasta su experimentación con el cubismo y las obras de vanguardia creadas en su largo periplo parisino.

La iniciativa se enmarca dentro de una de las líneas estratégicas prioritarias de la Fundación Unicaja, que tiene por objetivo impulsar y acercar la cultura y las artes plásticas de calidad a la sociedad, organizando y colaborando con distintas muestras en todo su ámbito de actuación.

La exhibición, que gestiona íntegramente la institución y se nutre de obras mayoritariamente expuestas en el Museo Unicaja Joaquín Peinado de Ronda, está compuesta por 50 dibujos, acuarelas y grabados del autor malagueño, y podrá visitarse en el Centro Fundación Unicaja de Antequera, con entrada libre, hasta el 27 de febrero, en horario de lunes a viernes de 17.00 a 20.00 horas.

En 'Joaquín Peinado. Dibujos y grabados' destacan creaciones de líneas muy poderosas, cargadas de sobriedad y expresividad, donde el dibujo siempre es mostrado como el esqueleto real de sus creaciones. 'La rama de laurel' (1962), 'Botella y repisas' (1965), 'Bodegón de cartabón I' y 'Bodegón de cartabón II' (1965) o 'Chimenea' (1967) explican al visitante este andamiaje pictórico. La muestra se cierra con dibujos en los que el autor pone en práctica diferentes lenguajes basados en su diversidad técnica y temática. Se ponen de manifesto construcciones cubistas, naturalezas muertas que rozan la abstracción o diseños experimentales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook