27 de noviembre de 2019
27.11.2019
Música

"Nunca hago un disco por hacer. Si no tengo canciones no hago nada»"

Entrevista a María Toledo, que presenta su quinto álbum, Corazonadas, ínteramente compuesto y producido por ella misma

27.11.2019 | 05:00
Maria Toledo, en una imagen promocional reciente.

Recientemente ha visitado México y a, a partir de ahora, le espera una gira por España que incluye una visita al Teatro Cervantes el próximo 21 de diciembre. María Toledo es la única artista que mezcla su voz con los acordes de un piano que ella misma toca en cada una de sus actuaciones, siendo su sello personal ante el mundo.

Su nuevo álbum se llama 'Corazonada' ¿Qué es para ti una corazonada?
Es un presentimiento de que algo puede pasar. Suelo pensar que es algo bueno porque el hecho de vivir de forma positiva suele atraer lo bueno y mentalmente vives más en calma si eres positiva.

Este trabajo está íntegramente producido y compuesto por ti ¿Cuál ha sido su fuente de inspiración a la hora de crear las canciones?
Mi inspiración actual es el amor que siento por mi pareja, por mi familia, que cuantos más años cumplo más quiero a mi gente y a mis padres, que no me hago a la idea de que no estén. También me inspira el día a día de la gente que me rodea. No siempre son cosas mías, aunque es cierto que en este disco si que es muy mio, muy personal.

Han pasado tres años desde que se publicara su último trabajo ¿A qué se ha dedicado este tiempo de silencio?
Tardo muchísimo en componer. Mucha gente no sabe el tiempo que se tarda en componer un disco, creen que es algo rápido. Tres años es el tiempo perfecto para que pueda grabarlo con calma y sin esa prisa. En mi caso suelo hacer los discos cada tres años, aunque a veces sale más rápido, depende de la inspiración. Nunca hago un disco por hacer, si no tengo canciones no hago nada. Otra cosa son las versiones, cuando las hago si que es más rápido ya que tardé un año. Pero cuando son canciones nuevas tienes que sentir como suenan y tienes que tardar un poco más.

¿Considera que ha cumplido su sueño?
¡Todavía no! Me quedan muchos. Considero que vamos caminando y que las cosas van saliendo, pero que aún me queda mucho por caminar. Estoy, como quien dice, empezando. Solo tengo cinco discos en el mercado y me queda toda la vida por seguir grabando. También me gustaría formar una familia, no todo es musical. Yo creo que algún día llegará.

Si hay algo que la diferencia de otros artistas es que complementa la voz con el piano ¿Cómo es cantar y tocar a la vez?
En un primer momento de mi vida no pensé que el piano iba a ser un complemento que me iba a diferenciar de todo. El flamenco al piano es muy novedoso. Yo lo tocaba y nunca imaginé que iba a unir estas dos disciplinas. Todo surgió en un programa de televisión, cuando me pidieron que tocara. Surgió de la nada y, sin darme cuenta, he hecho que este sea mi sello para toda la vida y ya nunca me voy a separar del piano.

¿En qué ha cambiado María en todos estos años de bagaje?
Sigo siendo la misma niña que empezó: ingenua, con el punto de ilusión y de sueños. He ganado en una cosa: he perdido el miedo a decir no. He ganado más cosas con el 'no' que con el 'si'. Siempre que he negado algo ha sido para bien, así que no tengo miedo a decirlo. Mientras te tengas a ti y a tu familia, lo tienes todo.

Si solo pudiera quedarse con una de sus canciones, ¿cuál elegiría?
Elegiría Con el tiempo. El tiempo es algo vital,lo que más valoro de una persona, es el mayor regalo que te pueden dar y que nunca vuelve. Es una de las primeras canciones que compuse y que siempre canto porque me marcó.

El próximo 21 de diciembre pisa el Cervantes ¿Cómo cree que la va a acoger el público?
Málaga siempre me acoge muy bien. Es una fecha cercana a la Navidad y la gente ya está pensando en ella que en conciertos, pero si que me encantaría que vinieran muchas familias unidas y que fuera un punto de encuentro. Siempre se agotan las entradas y es maravilloso. Espero que vuelva a ocurrir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook