14 de diciembre de 2019
14.12.2019
Música

Cepeda y Ana Guerra enamoran a Málaga

Los dos cantantes han ofrecido un concierto este sábado en la Sala París 15 dentro de la gira ImaginBank demostrando su buen directo y su complicidad con su público

15.12.2019 | 01:05
Cepeda y Ana Guerra enamoran a Málaga

Por la mañana tocó charla con Antonio Banderas y por la noche, música en directo. La gira ImaginBank ha hecho parada este sábado en Málaga con Cepeda y Ana Guerra, que han llenado de asistentes y buenos ritmos la sala París 15 en un concierto conjunto en el que ha habido tiempo para todo, desde las baladas emotivas a temas que han puesto a bailar a todo el mundo.

De manera puntual, porque el tiempo estaba más limitado que en otras citas de la gira, ha empezado el concierto de la mano de Cepeda, que esta noche estaba dispuesto a darlo todo. Empezaron los sones de Me da igual y se desató la locura. El cantante ourensano ha hecho un repaso a los temas de Principios y a los que forman parte de la reedición, demostrando una vez más que el escenario es el terreno donde se siente más cómodo. Y no ha dejado de derrochar en energía sobre las tablas, dando paso a Cuando no estés, con un rap que han coreado los asistentes al concierto, para después pasar a un tema en el que ha contado con una acompañante muy especial, Ana Guerra, que en esta gira canta a dúo con él Llegas Tú.

Y tras Llegas Tú, Esta Vez, que fue el primer single que sacó al mercado y convertido ya en un himno para su fandom. En un tono más intimista y con el auditorio pendiente sólo de su voz ha cantado Fuimos Vida, para continuar con 723, tema dedicado a los refugiados, tras el que ha aprovechado para animar a todo el mundo a quitarse ese velo que nos impide colaborar con los más necesitados. Imperfecto y Si me dices, que ha terminado con el público coreando el último estribillo de la canción bajo la mirada de complicidad del gallego, han llegado antes que otro de los temas más movidos de la reedición, Te quiero disparar, donde el cantante lo ha dado todo en el escenario, dejando claro que vitalidad no le falta.

Uno de los momentos más especiales del concierto de Cepeda ha sido con Tú Desnuda. No se escuchaba nada más que la voz del artista, que ha ido perfeccionando el directo de esta balada, hasta convertirla en uno de los temas más esperados de cada concierto. En Pídeme la Vida ha aprovechado para presentar a su banda, para llegar al final con otro de las grandes canciones de su reedición, Vuela, y volver a poner ritmo a la noche con Tu Reino, que fuera primer single de la reedición.

Y tras el pop y las baladas de Cepeda ha llegado el turno de los ritmos más latinos de Ana Guerra. La cantante canaria también ha dejado patente que ha nacido para estar sobre el escenario, donde interactúa con el público, donde demuestra que no sólo se le da bien cantar sino que no hay baile que se le resista. La artista ha puesto a todo el mundo a bailar con Bajito, para continuar con una mirada y hacer a todos los asistentes recordar su paso por la academia de OT cantando uno de los himnos de su edición, La Bikina.

Y como también se le dan muy bien las baladas, se ha sentado al piano para deleitar a sus fans con Despierta, un tema que incluyó en su primer trabajo, Reflexión. Y de nuevo ritmos más movidos con Lo malo y la recordada Sax, acompañada por unos bailarines que lo han dado todo y con excelente perfección en cada tema que han salido al escenario.

A Sax le han seguido dos de sus temas más recientes y más pegadizos, El viajero y Sayonara, tras lo que ha dado la bienvenida al escenario a Cepeda para cantar una canción que muy pronto estará en el mercado, Culpable o no. El tema está compuesto por Ana Guerra que ha querido contar con el artista gallego, que incluso se ha atrevido a dar algunos pasos de baile, en la que será su primera colaboración y que promete éxito a ambos. Con Ni la hora, otro de los temas más conocidos de la canaria, se ha puesto final a este concierto en el que los dos cantantes lo han dado todo.

Se han echado de menos algunos temas por la menor duración del concierto, pero ambos han hecho que su público apenas lo notase.Y los dos han demostrado su profesionalidad y cómo han crecido como artistas en estos dos últimos años. Tienen un muy buen directo, saben meterse al público en el bolsillo y derrochan complicidad, tanto entre ellos como con sus fans, y tras verlos es evidente que ninguno tiene ganas de bajarse del escenario. Viven la música y esa sensación es la que trasladan a quienes les escuchan.

Tras su paso por tierras andaluzas, la gira ImaginBank continúa por otros puntos de la geografía nacional. Una oportunidad única de ver a dos artistas con dos estilos distintos pero con un objetivo común, hacerse un hueco a largo plazo en el panorama musical. Ambos están dando los pasos correctos para que no falten directos de ellos en mucho tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas